León derrota tres goles por uno a Veracruz

El León salió victorioso 3 a 1 derrotando al Veracruz en la Jornada 9 del Apertura 2014.

León derrota al Veracruz
León derrota al Veracruz (Mexsport)

León, Guanajuato

Un juego de dos caras dejó como vencedor al León. La fiera dominó los primeros cuarenta y cinco minutos y fue capaz de anotar en dos ocasiones ante un Veracruz que le complicó el trámite al cierre del primer tiempo y casi toda la segunda parte.

Dos versiones distintas de un León que aprendió a ganar con Christian Martínez inspirado y un Mauro Boselli letal.

El León salió el primer tiempo como perro.

En el juego de la vecindad incómoda en los últimos lugares de la tabla general el León hizo valer su condición de local y logró mostrar una actitud muy distinta a la que venía mostrando en casi toda la temporada.

Como un can juega con una pelota, con esa intensidad, con esa vehemencia por tener por poseer y recuperar el esférico, así apareció el equipo que dirige Gustavo Matosas quién además de no poder contar con varios de sus jugadores por lesión o expulsión, no pudo estar dirigiendo desde la banca por estar suspendido.

No habían pasado ni diez minutos de la primera parte y la fiera capitalizó sus esfuerzos en el marcador.

Con buen trato de pelota los esmeraldas lograron darle buena circulación y orientación a la tenencia de la pelota. Al minuto siete de la primera parte el esférico le llegó a Derley por la banda de la derecha, mandó su centro a los linderos del área chica.

Mauro Boselli anticipó a Leiton Jiménez y de cabeza remató de manera potente y colocada para vencer a Melitón Hernández y así poner adelante en el marcador al conjunto verdiblanco. Situación pocas veces vista en lo que va del torneo.

A la actitud perruna del León le acompañó una buena actuación de Marcos Caicedo que aportó en velocidad, dinámica, volumen de juego y en el marcador.

El León volvió a defender desde la primera línea del Veracruz recuperando bastantes pelotas de manera rápida y cercana al arco de Melitón Hernández, y cuando no lo logró provocó que los visitantes despejaran facilitando la labor defensiva de la zaga local.

Antes de llegar a la media hora de juego Martín Bravo y Mauro Boselli lograron tener un par de oportunidades de gol que murieron en grandes sustos bajo los tres postes del Veracruz.

El León mantuvo la intensidad y fue nuevamente en un centro ahora por la banda de la derecha que encontró la segunda anotación.

Al minuto 33 llegó un centro mal rechazado con la cabeza de Leiton Jiménez dejó el esférico dentro del área y merced de Marcos Ciacedo. El delantero ecuatoriano del León no lo pensó mucho y a pesar de tener poco ángulo de disparo fusiló a Melitón Hernández que nada pudo hacer para que el esférico entrara a su portería en el ángulo de su segundo poste.

El equipo que dirige el trío Ortega – Reynoso – Luna tuvo como mérito a pesar de la adversidad y el marcador en contra desde comenzado el juego, no perder el orden. El equipo visitante no tuvo grietas en sus líneas.

Sobre el final del primer tiempo llegó una desatención del equipo León que contempló el último avance de los escualos. El Keko Villalba recortó dentro del área grande a Derley y después disparó a quema ropa a la salida de Christian Martínez. El esférico chocó en las pierna de Bottinelli pero no pudo evitar que la pelota entrara a su portería.

El segundo tiempo tuvo otro color: se pinto de rojo.

Los verdes perdieron la brújula y se olvidaron del buen futbol que practicaron casi todo el primer tiempo.

Veracruz basado en su orden comenzó a recuperar la pelota en el medio campo de un León que no atinó a tocar más de tres veces la pelota en su salida.

El juego cambió de terreno, Veracruz jugó más en territorio del León y Christian Martínez tuvo que salir en por lo menos cuatro o cinco jugadas para evitar que cayera la segunda anotación.

Los visitantes tuvieron oportunidades con Borja y Villalba pero la más clara la dejó ir Óscar Mascorro quien en un tiro de esquina quedó escoltado sólo por tres jugadores de su propio equipo.

Sin arquero y con marco abierto definió desde a la altura del manchón penal fuerte pero por encima del travesaño. Veracruz no volvería a tener una oportunidad como esa en todo el partido.

Vinieron las modificaciones desde la banca, el León apostó por sacar a Caicedo y darle oportunidad a un juvenil perdiendo la calidad y el aporte del ecuatoriano.

Veracruz se volcó al ataque, fue tan insistente como ineficaz al momento de llegar al marco rival pero durante casi cuarenta minutos tuvo en vilo al marco local que pasó apremio.

En la recta final del encuentro y cuando menos merecía algo el León apareció la calidad individual de Mauro Boselli, el delantero argentino recibió el esférico al tiempo que entraba corriendo al área y con la marca del defensor encima.

Condujo hasta encontrarse de frente con Melitón Hernández, con un recorte recompuso el panorama y quedó sólo ante la línea de meta. Boselli sólo tuvo que acariciar el esférico para marcar el tercer gol y sofocar por completo la insurrección de los jarochos.

El juego termina entre las desazón del Veracruz por no poder capitalizar su dominio en la segunda parte y con el León respirando profundo por resolver en una jugada individual un juego que se le complicó demasiado.