El campeón fue más que el líder

Con un par de empates, el León deja fuera de la liguilla al Cruz Azul, quien fue el superlíder del torneo; los esmeraldas lograron meterse a semifinales y estan a la espera de su rival.

 El equipo celebró el triunfo entre risas, abrazos y gritos de desahogo.
El equipo celebró el triunfo entre risas, abrazos y gritos de desahogo. (Especial)

León Gto.

Hace unas semanas dos empates los dejaron fuera de la Libertadores, hoy dos empates tienen al León en las semifinales de la Liga MX; el campeón está vivo.

Justo premio recibió el León luego de ser el equipo más propuso en los dos partidos de los cuartos de final. El campeón necesitaba goles para calificar y los buscó desde el primer minuto, a pesar de que se fue abajo en el marcador 2-0 en el minuto 20, supo corregir el rumbo y lograr el empate que le dio el pase a las semifinales.

Apenas se jugaba el minuto diez del juego de vuelta de los cuartos de final y Gerardo Torrado filtró la pelota al área a la espalda de los centrales del León a donde Mauro Formica disparó a la media vuelta, la pelota salió violenta, William Yarbrough alcanzó a desviar el esférico pero no cortó el peligro, y Mariano Pavone que acompañó siempre la jugada, remató sólo ante la potería desguarnecida para marcar el primer tanto del segundo partido de los cuartos de final entre Cruz Azul y León.

En contragolpe de tres pases el Cruz Azul desarmó al León. Con un cabezazo de Marco Fabián la pelota llegó a la banda de la izquierda donde Joao Rojas desbordó a Nacho González a la entrada del área grande y sirvió a la entrada de un Mauro Formica que llegó sólo para rematar potente y cruzado al minuto 20 y vencer por segunda ocasión en el juego la potería del León.

A pesar de ser el poseedor de la pelota durante la primera media hora de juego la fiera tenía el marcador en su contra, estaba carente de profundidad y peligro sobre el marco de Jesús Corona, así que tuvo que cambiar el guión inicial con el que nació.

Matosas sacrificó a Matías Britos para darle ingreso a Loboa, buscando que el colombiano le diera apertura a la cancha y encontrar la llave que le diera una posibilidad de abrir el cerrojo dispuesto por el Cruz Azul.

A partir de ese momento el León siguió manteniendo la posesión de la pelota pero ahora con el agregado, con el plus de contar con mayor cantidad de jugadas de peligro de gol a su favor.

En una jugada de un toque, el "Chema" Cárdenas le puso la pelota a Loboa en el área grande, el colombiano dejó de cabeza al arribo del "Aris" Hernández quien centró de pierna derecha a la llegada Mauro Boselli entre Amaranto Perea y el "Cata" Domínguez. Boselli no desentonó y de primera también remató a donde ya no apareció como se había caracterizado en toda la serie Jesús Corona. El León se acercó en el marcador al minuto 40, gol que le daba mucha vida antes de irse al descanso.

Comenzado el segundo tiempo el León comenzó como terminó la primera parte, con el título de propiedad del esférico y le dio proximidad al área de Cruz Azul.

Conforme tomaba forma el complemento los locales lograron quitarle la pelota al León y sobreponiéndose a las condiciones del terreno de juego, que desde antes de que terminará la primera parte comenzó a recibir de manera copiosa la lluvia, tuvieron un par de oportunidades frente al marco de Yarbrough.

A dos minutos de la hora de juego, Luis Montes recibió la esférica en el último tercio del terreno de juego y se enfiló al área grande de Cruz Azul y con un movimiento de cadera dejó sembrados a Perea y Domínguez.

Montes sufrió las condiciones del césped mojado y antes de caer sacó un disparo más machucado que potente, pero suficiente para vencer al casi invencible Jesús Corona. Al minuto 58 el León empató el partido, ya todo lo tenía a su favor, ya tenía dos goles de visitante a su cuenta.

Con el empate a dos tantos el León se metía a las semifinales y obligaba a Cruz Azul a buscar la victoria, cualquier empate a partir de este punto lo dejaba fuera.

Achille Emana y Sergio Nápoles entraron para refrescar el ataque Azul y cuando se antojaba la respuesta de los locales, del líder general del torneo, Loboa le robó la pelota a velocidad al defensor cruz azulino y se enfiló al área donde definió de manera excelsa venciendo a Corona, pero el juez invalidó la tercera anotación de la fiera en una jugada que aparentaba ser legitima.

La respuesta llegó y Achile Emana junto al "Chaco" Giménez hicieron estragos en la zaga del León. El momento climax del Cruz Azul llegó a seis minutos del final cuando el "Chaco" disparó fuera del área y reventó el travesaño, en la misma jugada la pelota quedó con los cementeros y en el recentro fue el mismo "Chaco" quien dentro del área remató de cabeza, nuevamente pegó la pelota en el poste.

Ya en el tiempo agregado Achille Emana fue expulsado por una jugada donde golpeó a "Gallito" Vázquez de manera violenta, el árbitro juzgó la jugada como grave y determinó por expulsar al africano de la máquina.

El juego terminó con un contragolpe del León donde el "Gallito" Vázquez que no terminó en gol pero sí con la pelota lejos de su potería.

Tras 180 minutos de juego no ganó ni León ni Cruz Azul, pero el futbol y el reglamento fue justo, avanzó el equipo que buscó siempre el marco rival.