En constante aprendizaje

Para el portero del León, cada partido de la liguilla del Clausura 2014 le representa diferentes exámenes que le ayudan a madurar en su posición; desea el bicampeonato 

William Yarbrough
William Yarbrough

Ciudad de México

Con menos de dos años en el máximo circuito nacional, William Yarbrough defiende la  cabaña de León por tercera temporada al hilo, y ahora tiene la responsabilidad de brindarle mayor aplomo y seguridad a los del Bajío en su segunda Liguilla consecutiva. Como la primera ocasión que estuvo en la fase final del futbol mexicano, el guardameta oriundo de Aguascalientes (20 de marzo de 1989), espera que esta instancia culmine con la coronación del cuadro que dirige Gustavo Matosas, como en el certamen pasado.

Convencido de que La Fiera no es favorito a refrendar el campeonato obtenido el semestre anterior, debido a lo complejo de los actuales aspirantes, pese a eliminar al líder de la competencia, Cruz Azul, y ser el vigente monarca de la Liga MX, Yarbrough Story reveló que le ilusiona y motiva pensar en que la doble corona pudiera conseguirse, aunque antes, el cuadro de Guanajuato tendrá que enfrentar al sublíder del Clausura 2014, el Toluca de José Saturnino Cardozo. El portero comentó que el mérito de los esmeraldas recae en la actitud de la plantilla.

-¿Cómo llegas a tu segunda Liguilla consecutiva con León?
“Me siento más maduro, me siento muy bien ahora. Me queda claro que me falta mucho por aprender, pero cada minuto que sumo dentro del terreno de juego es una ganancia para fortalecerme y así encarar y ver las cosas de una mejor manera”.

-¿Te ilusiona el bicampeonato con este equipo?
“Queda todavía bastante camino para llegar a la final y hay que enfocarnos en eso, en que ahora estamos en semifinales del torneo y con el título en disputa. Siempre va a ser bueno soñar, porque así te trazas metas, pero primero hay que ganar al rival que viene y ya después podremos pensar, estando en la final, en que el campeonato es una posibilidad más cercana. Vamos a poner todo para que eso suceda”.

-¿Cuál fue el mayor mérito de León, para venir desde abajo, e imponerse ante Cruz Azul y pasar a semifinales?
“La actitud positiva del equipo fue primordial. Siempre fuimos abajo en el marcador y aun así seguimos luchando en la cancha. Nunca perdimos la esperanza de intentar ir al frente e igualar el marcador. Teníamos claro qué se necesitaba para acceder a semifinales y ahora hay que seguir enfocados en la Liguilla. No importa si pasamos como segundo o como octavo. Este es un torneo que se juega diferente, es distinto”.

-¿Qué debe hacer León para refrendar el título?
“Jugar como hasta ahorita, debemos seguir intentando salir a la cancha y jugar con esa pasión e intensidad que nos identifican. El equipo sabe que no hay rivales sencillos en estas instancias, pero por eso no podemos confiarnos ni bajar los brazos. El campeón no está muerto y creo que los demás equipos cometerían un error si creen que somos menos por haber ingresado en el último sitio de la clasificación”.   


EL CAMPEÓN SIGUE CON VIDA
Rafael Márquez, capitán y defensa central de León, aseguró que, a pesar de que la clasificación de La Fiera a la Liguilla se dio gracias a varias combinaciones de resultados y aunque el equipo tuvo un certamen de un desempeño con varios altibajos, el monarca del balompié nacional es un aspirante más al título del Clausura 2014 y un conjunto al que no se le puede menospreciar en esta instancia.   

“El equipo siempre ha sido complicado para los rivales. Cuando pasamos a la Liguilla, ninguno de los que ya estaban ahí querían que les tocara León y quedó claro que después de eliminar al líder este equipo está listo para seguir avanzando. Ahora nos encontramos muy motivados porque podemos aspirar al título. Este torneo no ha sido nada sencillo, pero aquí seguimos y eso nos llena de mucha ilusión, sobre todo por cómo entramos: en el último lugar de los que calificaron y porque nadie daba nada por nosotros”.