Toman segundo aire

León se ha caracterizado desde su ascenso por darle segundas oportunidades a jugadores que mostraron buenas hechuras, pero que de repente dejaron de figurar y con la Fiera resurgieron.

Carlos Peña y Luis Montes resurgieron en el León y están a punto de ser mundialistas.
Carlos Peña y Luis Montes resurgieron en el León y están a punto de ser mundialistas.

León, GTO.

Algo tiene el León de Matosas, como si fuera una fórmula o pócima mágica que resurge jugadores que parecía que ya lo habían dado todo  y no tenían más por dar.

Desde el ascenso, el equipo de Gustavo Matosas se está caracterizando por dar segundas oportunidades a futbolistas que en el pasado mostraron buenas hechuras, pero de repente se quedaron atorados en el proceso y ya no crecieron.

Algunos ejemplos son: Rafa Márquez, el defensa ya grande edad tuvo dos años desastrosos en la MLS con el Red Bulls, parecía que lo había entregado todo y estaba cerca del retiro.

Llegó al León con más nombre que esperanzas de darle algo al equipo dentro de la cancha, y así lo demostraron también los primeros meses, sin embargo Márquez sacó el pecho, su profesionalismo y jerarquía para recuperar su nivel, y no sólo eso, sino que también para ser campeón y recuperar el gafete de capitán de la Selección Nacional, y además cumplirá el sueño de jugar su cuarto mundial y hará historia en Brasil.

El caso de Jonny Magallón es similar, el también defensa aunque era regular en Chivas, perdió jerarquía y poder. Su presencia ya no marcaba diferencia.

Salió de Guadalajara no de la forma que le hubiese gustado, pero al final todo salió mejor, pues recuperó su nivel, importancia dentro del terreno de juego e incluso a Selección regresó.

Mauro Boselli de igual manera, luego de un paso fantástico con Estudiantes de la Plata en 2009, tuvo tres años terribles en Europa, específicamente en Inglaterra e Italia, donde su potencial disminuyó, su cantidad goleadora bajó, su costo bajó. Aún así, Matosas se aferró a él y hoy es el goleador de los verdes y uno de los delanteros mejor cotizados en México.

Edwin “Aris” Hernández parecía hundido en la Liga de Ascenso, y todo indicaba que ahí terminaría su carrera, incluso cuando llegó al León le fue difícil tomar minutos por decisión de “Tita”, ahora está convertido en el mejor lateral izquierdo de México y hasta seleccionado llegó a ser.

Luis Montes de igual manera, el creativo llegó a estar en Copa Sudamericana y sus últimos partidos con Pachuca los pasó en la categoría Sub-20. Matosas le dio la confianza y hoy es de los medios más caros y pretendidos de México, y está perfilado a ser mundialista en Brasil.

Carlos “Gullit” Peña,  vivió una situación similar, perdió categoría con Pachuca y no despuntó, incluso dejó de ser convocado a las selecciones inferiores. Peña iba para  la segunda división, pero el León lo rescató y hoy está a un paso de ser mundialista en Brasil.

Por el mismo camino va Elías Hernández, que llegó a León de Tigres con solo 128 minutos de juego que lo respaldaban, le costó adaptarse porque su puesto lo ocuapaba Burbano, ahora es titular y está volviendo a ser un jugador referente e importante.

Miguel Sabah también está en vías de sumarse a esta lista de jugadores, pues aunque le costó adaptarse poco a poco recupera su nivel y entusiasmo por el juego.

NO TODOS LOS CASOS FUERON EXITOSOS

Así como están esos casos de éxito, de jugadores que resurgieron hay jugadores que no terminaron por repuntar como lo son Nery Castillo, que terminó peleado con Matosas; Edgar Pacheco, Yovanny Arrechea, “Chore” Mejía, entre otros.