Irreconocibles, León cayó ante Tigres


León tuvo diez minutos de lucidez futbolística ante unos Tigres que estuvieron más cerca de la potería rival

José Rivas marcó el único gol del encuentro en un tiro de esquina
José Rivas marcó el único gol del encuentro en un tiro de esquina (Mexsport)

Leon

Poco que contar en el debut de Pizzi como local. Una sola llegada clara en todo el partido, muchas imprecisiones y poca intensidad caracterizaron un duelo donde Tigres aprovechó una rebelión en comienzo del segundo tiempo para anotar y vencer a una descafeinada versión verdiblanca.

El juego comenzó con ambos equipos queriendo someter la pelota a su voluntad, León y Tigres intentaron hacerla circular con malos resultados,
pelotas divididas y con poca orientación y sentido recibieron los primeros diez minutos del compromiso.

Una vez superado titubeante arranque el León tomó la pelota y con algunas complicaciones logró inclinar la cancha a su favor.

Las primeras jugadas de peligro llegaron por conducto de los locales.

Al minuto doce el Gallo Vázquez logró culminar un ataque con un disparo que salió desviado; tres minutos más tarde Gullit Peña quedó en posición perfecta para entrar al área grande luego de un pase perfecto de Elías Hernández, sin embargo el volante ofensivo perdió dos tiempos en la recepción y orientación del esférico, situación que aprovechó la zaga visitante para robarle a la pelota.

Marcos Caicedo dejó el campo sin gloria y con la pena de haberse lesionado.

En su lugar entró Yamilson Rivera que ingresó al campo muy revolucionado pero poco preciso. nada pudo aportar.

Al mismo tiempo Tuca Ferreti ajustó su equipo por la lateral derecha. Sacó a Uvaldo Luna y mandó a Israel Jiménez.

El Guti Estrada adelantó a la posición de Luna mientras que Piloto quedó como lateral.

Media hora tuvo que pasar para que llegara el primer disparo a puerta por parte de Tigres. Hernán Burbano se animó a probar fortuna con un disparo de fuera del área que murió en los brazos y el pecho del cancerbero local.

Pocas variantes, muchas imprecisiones. León tuvo la pelota pero careció de intensidad.

La fiera cerró con un par de jugadas de peligro sobre el marco de Nahuel.

Un centro de Jonny Magallón que se incorporó por la lateral derecha para sacar un centro que el Gullit Peña prolongó de cabeza justo a donde estaba Mauro Boselli que no pudo rematar.

La jugada más futbolística de todo el primer tiempo llegó cuando el primer tiempo moría. Gullit Peña desprendió de medio campo hacia al frente con pelota dominada, habilitó a Mauro Boselli en los linderos del Área, el argentino habilitó con el pecho a Yamilson Rivera que no pudo impactar de buena forma la pelota para que la opción muriera como nació, como sólo un susto para la zaga visitante.

El juego despertó justo al comienzo del segundo tiempo.

En dos minutosTigres puso contra la espada y la pared al cancerbero del León. Un remate de cabeza de la Palmera Rivas que apenas pasó por encima del travesaño.

No pasó mucho para que llegara otra oportunidad para los tigres, Burbano le ganó la espalda a Magallón. El colombiano entró franco al área y fusiló a Yarbrough quien achicó de buena manera logrando desviar el tiro pero no acabar con el peligro.

La pelota quedó en el aire y de no ser por que Carlos Peña le estorbó a Abraham Carreño en el salto el León hubiera recibido la primera anotación, en cambio el envío del delantero de tigres se estrelló en el poste.

La respuesta llegó por parte de Elías Hernández que se animó por el centro del campo adelantarse hasta quedar en posición de disparo para exigir a fondo al Nahuel Guzmán quien impidió la anotación verdiblanca.

En cierto momento del partido el pleito futbolístico se centró entre William Yarbrough con Hernán Burbano, duelo que ganó el cancerbero verdiblanco.

Mientras que el León mostraba una tibia respuesta, los embates de Tigres crecían en cantidad y en calidad. A razón de lo anterior, los visitantes
lograron abrir el marcador. En centro de Burbano la pelota fue recentrada en el área chica, el esférico llegó a donde llegó la Palmera Rivas se lanzó de cabeza para lograr vencer la portería de los locales.

La respuesta del León quedó en intentos que morían justo cuando el equipo llegaba a la última línea del campo, por momentos carente de idea a ratos imprecisos pero siempre lejanos de la puerta de Nahuel.

Tigres se metió atrás y espero a que lo atacaran, buscando aprovechar los espacios que por obligación dejó el León buscando descontar en el marcador.
No hubo más Tigres ya no fue por más y el León nunca pudo acercarse para anotar.