En León, dejan al Herediano atrás y piensan en Cruz Azul

“Siempre es difícil, queríamos seguir avanzando en la Concacaf, pero ya no se pudo, así que hay que pensar en la Liga", expresó Rodrigo Fernández

Rodrigo Fernández, directivo del León
Rodrigo Fernández, directivo del León (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Rodrigo Fernández, director deportivo de León, dijo que ante Herediano “no es pretexto, pero llovió, la cancha era sintética y sí nos faltó, teníamos que dejar más en la cancha, porque el rival nos salió con todo y en varias facetas del partido dejamos de hacer cosas”.

El directivo resaltó que “han desde el inicio de la pretemporada, se nos fue un jugador, muchas expulsiones, ayer (miércoles) otra vez, llevamos ya cuatro partidos con expulsiones en la Liga. También tenemos muchos lastimados, cuando antes el equipo era muy regular en su alineación, en su desempeño. Nos ha costado en ese aspecto, pero no lo tomamos como un pretexto, sabemos que quizá no se han hecho bien las cosas, pero estamos peleando por meternos en zona de calicación y pelear por el campeonato”.

El recordar la reciente eliminación, el directivo detalló el dolor que les causó, pero también dejó en claro que necesitan desvanecer el mal momento.

“Siempre es difícil, queríamos seguir avanzando en la Concacaf, pero ya no se pudo, así que hay que pensar en la Liga, aún tenemos posibilidades, faltan muchos puntos, el sábado el equipo tiene que salir a ganar. No podemos quedarnos en eso pensando en el partido del miércoles, tenemos que pensar en el del sábado (Cruz Azul)”.

Por más que las cosas no tengan buena pinta para el León en estos últimos dos meses, Rodrigo Fernández insistió que hay respaldo para el entrenador Gustavo Matosas, quien ya había presentado au renuncia, pero la directiva que encabeza Jesús Martínez Murguia, no se la aceptó.

“El apoyo total a Gustavo, es un técnico que nos ha dado mucho, ya se verá después, terminando el torneo, como en todos se hará el análisis; ahorita, tenemos conanza en que van a salir bien las cosas”.

León tiene que apretar para cerrar fuerte la fase regular y acceder a la Liguilla, pues como se dice, es un torneo aparte. Los esmeraldas lo saben bien, porque antes se les ha dificultado la primera parte de la campaña, pero se han coronado en la esta grande una vez instalados ahí.

“Es otra nal la etapa de la Liguilla, todos tienen derecho a ser campeones, pero por eso hay que pelear. Mientras tengamos la posibilidad, vamos a luchar”, concluyó el directivo.