"Quiero ser el Sabah que era antes"

El delantero se destapó en la Jornada 8 del Torneo con tres asistencias y un gol en el triunfo del León por 4-2 sobre Santos.

Miguel Sabah, delantero del León.
Miguel Sabah, delantero del León. (Mexsport)

León, Gto.

Miguel Sabah tenía casi un año que no jugaba los noventa minutos de un partido y que no hacía gol en Liga MX. Contra Santos se lució con tres asistencias y un gol, para las cuatro anotaciones que marcó la Fiera.

El delantero quintanarroense llegó a los verdes para este torneo como refuerzo, procedente de las Chivas, con quienes tuvo uno de los peores momentos de su carrera, y con el León busca encontrar su buen nivel.

Tuviste un buen partido con un gol y tres  asistencias, ¿cómo te sientes?

Me sentí bien y cada vez más compenetrado con este equipo. Creo que son las ganas de hacer bien las cosas, sobre todo por lo que me había pasado en torneos anteriores, tengo una espinita y trabajo fuerte para demostrarme a mí mismo y decirle a la gente que confíen en mí.

¿Ya te hacía falta una noche así para libertarte de la carga de tus últimos torneos?

Uno siempre quiere jugar pero las decisiones técnicas son las que mandan; aquí el profe Matosas me ha llevado bien luego de que venía con seis meses de casi no jugar, estamos yendo poco a poco y esperó hasta que estuviera en ritmo, y también yo puse mi granito de arena para tener una oportunidad. Ahora sólo trato de responder.

¿Hace cuánto que no sentías lo que sentiste en el partido contra Santos?

Ya tenía rato de no gritar un gol como lo grité; también es gracias a la confianza que me han dado los compañeros, la directiva y el cuerpo técnico para reencontrarme con mi futbol y con el gol.

Dijo Matosas que vuelve a verte con hambre de gol, ¿es así como lo dice él?

Desde que llegué, vine comprometido a querer sobre salir otra vez, a ser el Miguel Sabah que era antes, y a demostrar dentro de la cancha con trabajo, que es donde realmente cuenta.

¿Recuperaste la sonrisa?

Sí, pero fíjate que a pesar de los malos momentos la edad y la experiencia te dicen que tienes que estar tranquilo, uno siempre quisiera estar bien, pero son etapas de la vida. Realmente tengo una alegría muy grande, a disfrutarlo y pensar en lo que viene porque esto ha sido sólo un partido.

El León tiene dos competencias, ¿cómo aprovechar las oportunidades que te lleguen?

Descansando bien, porque aunque no me tocó jugar en Bolivia el viaje nos mató, pero estoy contento porque el equipo tiene mucha hambre y me ha contagiado.

El primer partido con el León dijiste que saliste “bofeado”, ¿contra Santos como terminaste?

Me costó un poco, tenía rato que no jugaba así tanto tiempo, y lo del viaje (a Bolivia) quieras o no también afectó porque ya no tengo 22 años, y sí merma un poco, pero hice lo que pude, traté de dar lo máximo.