Matar o morir

El León se presenta hoy en la cancha del estadio Azul, en la cual no ha podido ganar desde que ascendió, buscando vencer a la Máquina como hace un año para avanzar a la semifinal.

Nacho González, defensa central del León.
Nacho González, defensa central del León. (Mauricio Contreras)

León, Gto.

El primer triunfo del León en el Azul sería de semifinales. Esa la consigna de los esmeraldas  esta noche cuando se metan a la casa del Cruz Azul, pagando la visita de los cuartos de final de la Liga MX, en su torneo de Clausura MX.

Y es que en su regreso a la Primera División, el León no ha podido ganar en el estadio Azul, y para el día de hoy está obligado a ganar o empatar por dos goles o más para avanzar a las semifinales del futbol mexicano.

El marcador parcial está empatado a un gol, y esto favorece ligeramente a los cruzazulinos antes  del silbatazo inicial de la vuelta de este cotejo porque tiene un gol de visitante a favor y además la mejor posición de la tabla les pertenece.

Así que el León debe salir desde el primer minuto a buscar el triunfo para eliminar a la máquina de los cuartos de final como ya lo hicieron hace un año, donde dejaron en el camino a los cementeros.

Al León no le ayuda el historial de sus últimas visitas a la casa del Cruz Azul, donde en tres visitas consiguió un empate y dos derrotas, pero el futbol que hizo en el juego de ida da la confianza para salir victoriosos, pero sobre todo que los verdes respetan su estilo  de juego en cualquier cancha y serán ofensivos siempre.

Para este juego, Gustavo Matosas tiene equipo completo y listo, sólo la ligera duda de Franco Arizala, quien precisamente platicó ayer con el entrenador y el cuerpo médico antes de la práctica. El once que plantee el entrenador será prácticamente el mismo con el que inicio los Cuartos de final.

En tanto, el Cruz Azul hará algunos cambios, ya que el Flaco Tena, entrenador de los cementeros, adelantó que como local planteará un equipo más ofensivo, a diferencia del miércoles pasado donde fue más pasivo a la ofensiva buscando retener el mediocampo de los verdes y contragolpearlo.

Si bien la ventaja es de los cruz azulinos por el gol de visitante que tienen a su favor, la serie sigue abierta y el juego promete ser el mejor de la llave de cuartos de final de la Liga MX. León no está muerto y va por todo, a ganar y avanzar o morir en el límite.