Directiva, mano dura con barristas

El presidente del Club León Jesús Martínez lamentó que "15 o 20" personas que son quienes provocan el desorden perjudiquen a toda la afición; además aseguró que se está planeando una mejor solución.

León, GTO.

Jesús Martínez Murguía, presidente del León, confesó que aún sigue molesto por los hechos que ocurrieron en el último partido del torneo, donde se involucra como los ocasionadores a algunos barristas, ya que pudieron ser vetados en plena liguilla.

La Federación Mexicana de Futbol pidió al León enrejar a la barra, situación que no quiere el directivo, pero sí advirtió que pondrá mano dura, pues además de los hechos del partido contra Tijuana, ya lleva aproximadamente un millón de pesos pagados sólo por multas generadas por actos en la grada.

"Sobre las rejas (con la Barra) no tenemos que llegar a eso, pero sí me tiene muy molesto lo del último partido porque por 15 ó 20 inadaptados pudimos llegar a estar vetados para un partido de liguilla", dijo.

"No me va a temblar la mano en tomar decisiones, lo aseguro", advirtió Martínez Murguía.

Tenemos bien definida la situación, esto no puede suceder de nuevo, no nos va a temblar la mano", reiteró.

El directivo lamentó que por las "15 ó 20" que provocan los desmanes, se perjudique a toda a una afición que se ha portado, en general, bien desde ya hace mucho tiempo.

Jesús Martínez ya planea una solución para ponerle fin a la manifestación de algunos barristas, misma que no termina por entender.

"Esta semana estamos planeando la mejor (solución). El reclamo, es algo que no entiendo, siempre estoy abierto en todos los sentidos a apoyar, ya he pagado más de un millón pesos y es lastimoso porque bien se pudo invertir en otras cosas", finalizó.