La fórmula de Gustavo Matosas

El bicampeón está más vivo que nunca; se aferra a la calificación, luego de cuatro triunfos en fila; a media temporada era un sotanero más en la tabla del Apertura 2014

León, Guanajuato

Gustavo Matosas logró sobreponer a su equipo a bajas de juego, lesiones, salidas y expulsiones para en la última oportunidad pelear por la calificación a la Liguilla.

El entrenador del León está por meterse a su cuarta fase final en cinco torneos en la Liga MX, donde ya suma un bicampeonato. Con León, Matosas ha ganado el título en casi todas las Liguillas que ha disputado.

En la Liga de Ascenso obtuvo el título en mayo del 2012. Mientras que en Primera División se metió hasta semifinales en el primer torneo que regresó el León al máximo circuito.

En el siguiente certamen –Clausura 2013– solo hizo 16 puntos y no calificó. El bicampeonato llegó en el Apertura 2013: sumó 30 unidades y con 23 le alcanzó para calificar en el Clausura 2014, en ambos obtuvo el título.

26 PUNTOS promedió Gustavo Matosas con León en Primera División hasta antes del actual torneo; cifras de Liguilla continua.

Para este torneo, hasta no hace mucho, el León era el equipo con más derrotas: 8 partidos perdidos a la Jornada 11.

Los verdes batallaron por no encontrar a un jugador que pudiera suplir la ausencia de Luis Montes, sobre quien recaía gran parte de la generación de juego. El torneo recién comenzaba cuando perdió otra figura importante en el armado del equipo: Rafael Márquez, quien salió del León para enrolarse en el futbol italiano con el Hellas Verona.

A esa situación se le agregaron varias lesiones de jugadores como Miguel Sabah, Marcos Caicedo, Yamilson Rivera, William Yarbrough e Iván Pineda. A esa situación se le sumó las expulsiones de elementos como Edwin Hernández, quien fue suspendido en dos juegos consecutivos.

Matosas tuvo que improvisar en gran parte de los compromisos sacando resultados pobres y teniendo que conformarse con buenos lapsos de futbol durante el torneo. Todo, lejos del nivel acostumbrado La racha negativa de resultados provocó que luego del duelo ante los Tuzos el entrenador uruguayo presentara su renuncia a la directiva, misma que no le fue aceptada por Jesús Martínez Murguía, presidente del equipo.

7 TÍTULOS de Liga suma La Fiera, empatada con Pumas y con uno menos que Cruz Azul; está entre los más ganadores.


El punto de inflexión llegó cuando el León quedó fuera de la Concachampios, torneo que disputó a la par de la Liga MX. Concentrado en un solo torneo Matosas encontró el equilibrio. León dejó atrás las lesiones, mal que aquejó hasta con 8 jugadores fuera de combate al mismo tiempo; con el torneo iniciado, las incorporaciones de los refuerzos, como el volante brasileño Derley –J5– y la del zaguero argentino Jonathan Bottinelli –J8 -, se acabó de apuntalar el equipo. Sin lesiones, con un solo torneo por disputar y controlando la disciplina, Gustavo Matosas pudo contar con casi la totalidad de su plantel en busca de una base para su once titular; la crisis estaba por ser cosa del pasado. A partir de la Jornada 11 León encontró esa base que fue afinándose hasta encontrar una alineación efectiva.

Matosas buscó hasta la Jornada 13 la pareja de centros delanteros, posición en donde ya había intentado con varios elementos acompañando a Boselli, pero no había encontrado el funcionamiento y rendimiento óptimo.

En los últimos cinco juegos Matosas logró devolverle la mística que había caracterizado al León en los últimos tres años: un equipo que desarrolla un gran volumen de llegadas, que es vehemente en su forma de juego y que se planta en cualquier cancha jugando con gran intensidad, sobre todo, en el momento en el que tiene que recuperar la pelota.

El torneo está a dos fechas de concluir. El bicampeón recibe al Puebla -que hoy juega la Copa MX- y cierra con Tijuana para consolidar el despertar que lo tiene dentro de los 8 mejores de la Liga y con amplias posibilidades de defender sus títulos.

LOS CÓMPLICES

León se ha enrachado y ha logrado salir de los últimos lugares de la tabla general para meterse en la recta Final del torneo entre los 8 mejores.

Los últimos cuatro partidos le han dado 12 puntos a los dirigidos por Gustavo Matosas, y sigue en sus manos la posibilidad de calificar a la fase de Liguilla.

El accionar del actual bicampeón, en términos generales y grupales, se ha elevado exponencialmente, y de ello es testigo el porcentaje de efectividad que ha crecido notablemente, siendo uno de los equipos que más puntos ha conquisto en los últimos cinco juegos disputados.

Sin embargo, hay tres jugadores esmeraldas, en particular, sobre lo que se ha cimentado el regreso de La Fiera a la lucha.

EL CERROJO (Christian Martínez)

El cancerbero suplente de William Yarbrough tuvo que aparecer luego de que aquél sufriera una lesión en la mano derecha contra Pachuca.

El ingreso de Christian Martínez, desde la Jornada 8, marcó un momento ascendente y consistente para la última línea de un equipo como éste, que marca muchos goles, pero que había perdido el equilibrio recibiendo más de los que anotaba.

Las actuaciones de Martínez han significado puntos importantes y logró bajar la cantidad de tantos recibidos, su participación ha sido importante.

Aunque su llegada fue por una lesión de su compañero y no por una decisión táctica, el nivel en la portería del León se ha incrementado.

EL DESEQUILIBRIO (Elías Hernández)

La participación de Elías es vital. Es el mejor pasador que tiene el equipo y es el segundo mejor en este rubro de toda la Liga.

Ante la ausencia de un segundo delantero para Mauro Boselli, Hernández fue habilitado como media punta, su labor fue importante, pero no destacada.

En los últimos juegos, ante la aparición de Miguel Sabah, Elías juega de volante por derecha, los resultados son claros; por esa banda Elías logra llegar al fondo, de ahí manda servicios claros y precisos; el perfil cambiado le ayuda para sacar disparos fáciles y ahora ha logrado también combinaciones dentro del área que le han dado goles al León.

EL GOL (Mauro Boselli)

Boselli ha explotado, en este torneo se ha consolidado como el centro delantero del León y del futbol mexicano, de los 11 goles que suma 6 han sido entre la Jornada 11 y la 15.

El argentino está entre los delanteros más productivos que han llegado al futbol mexicano, acumula 39 goles, 32 en la Liga, 2 en la Copa, 4 en la Libertadores y 1 en la Concacaf.

Entre sus virtudes está, además, que ayuda a la llegada de los volantes. Carlos Peña, Elías Hernández, Marcos Caicedo y Yamilson Rivera gozan del juego de Boselli para pisar el área.

La racha en la que está Boselli ha logrado capitalizar el volumen de juego que su equipo ha obtenido, sobre todo en los últimos cinco juegos.

EL APUNTE FINAL DEL EXPERTO

El sello de Gustavo Matosas luce en la evolución del campeón. De local, de visita, con línea de cuatro, con línea de cinco, con un delantero, con dos puntas, ganando o perdiendo el León defi ende un estilo, defiende una bandera.

Lejos de su mejor versión, de su mejor desempeño el equipo de Matosas siempre apostó por respetar un estilo de juego.

Las bajas por lesión, expulsiones, la partida de Rafael Márquez al Hellas Verona de Italia y una llegada tardía de las segundas opciones como refuerzos para este equipo, le complicaron al entrenador para presentar un once titular consistente, pero no para pelear por defender un estilo de juego.

El tiempo que tardó en recuperar a todos sus elementos, Matosas se encargó de trabajar la idea de juego que tantos logros le ha dado con la base de jugadores con la que viene trabajando desde hace poco menos de tres años.

En el peor de los momentos y con la renuncia puesta en el escritorio de Jesús Martínez, fácilmente Matosas pudo haber optado por adecuar lo que tenía para jugar con otro sistema de juego menos agresivo y con más recaudos.

"Plata o mierda", esa es la frase que Matosas utiliza cada vez que se le pregunta si cambiaría su estilo. Defensor a ultranza de las formas, el entrenador del León ha logrado vender su idea y convencer a todo el plantel.