León volvió a sonreír en la Liga MX: 1-2

Con goles de Mauro Boselli (16) y Gallo Vázquez (76) el León obtuvo su primera victoria como visitante la noche de este viernes ante los Gallos Blancos del Querétaro. Sanvezzo (75) marcó por los locales.

Querétaro

El Gallo Vázquez coronó con un gol una destacada participación en la primera victoria del León como visitante en lo que va del torneo. El centrocampista de la fiera marcó el tanto con el que su equipo derrotó a los Gallos Blancos de un Ronaldinho que pasó casi inadvertido durante todo el partido.

Los dirigidos por Gustavo Matosas tuvieron la capacidad de resolver un juego el que hubo de todo: lluvia, errores arbitrales, penales fallados y penales dejados de marcar.

León hizo lo que parecía imposible: repitió alineación, para enfrentar al Querétaro.

Gustavo Matosas mandó el mismo equipo con el que arrancó en la jornada pasada – Monterrey – algo pocas veces visto en los últimos torneos en la fiera.

En plena lucha por establecer dominio en el desarrollo del juego Querétaro encontró la manera de preocupar a la zaga y arquero del León que antes de llegar al primer cuarto de hora ya habían sufrido un par de embates que terminaron en sustos.

La fiera respondió poniendo la pelota en una caja de seguridad; la tenencia del esférico tuvo siempre una buena entrega sin precipitaciones: era paseada por todo el campo queretano, y cuando llegó el momento vino la pelota filtrada para la incursión de Derley.

El brasileño recibió un jalón de Ricardo Osorio a menos de un metro del área y el central del partido lo sancionó como penal, en un craso error que le abrió a Mauro Boselli la oportunidad de mover el marcador. Al minuto 16 el delantero argentino cobró desde los once pasos a la izquierda de Hernández. La fiera se puso adelante en el marcador muy temprano en el partido, situación muy pocas veces vista en este torneo.

Sobre la media hora de juego el Sistema Nervioso del León mostraba una franca mejoría, un futbol emocionalmente estable con una actuación del León muy segura y solvente. 

Querétaro adelantó líneas y logró pasada la media hora de juego inclinar la cancha a su favor. La velocidad por el centro en los avances de los locales fueron veneno puro.

Las pelotas filtradas en el área del León obligaron a Christian Martínez a dejar su posición nominal bajo los tres palos e improvisar las funciones de un líbero que salía a hacerle cobertura a González y Bottinelli.

En la insistencia, los locales terminaron por atropellar a la fiera.

Un disparo de Orbelín fuera del área derivó en un accidente: Bottinelli se cubrió la cara y el esférico impactó en su extremidad. El central no dudó y marcó penal. 

Camilo Sanvezzo tuvo en sus pies el empate desde el manchón penal, su disparó fue potente y al centro pero para reventar el travesaño.

No se recuperaba el León cuando Ronaldinho volvió a poner a Sanvezzo con la oportunidad de empatar el juego. 

El brasileño, en solitaria carrera, encaró a Christian Martínez quien le ensució la jugada y aunque en un par de veces lo dejó atrás evitó que el delantero de Querétaro estuviera cómodo para su disparo. Sanvezzo no pudo con la oportunidad y quemó una chance con un disparo que salió sin fuerza y justo a donde estaba Nacho González sobre la línea de meta. 

Sobre el tiempo de compensación en la primera parte, Boselli mandó un centró que fue cortado por la mano de Yasser Corona que se encontraba dentro del área, ni el abanderado, ni el central lo quisieron sancionar el penal más claro de todos los que se marcaron y sólo concedieron un tiro de esquina. 

La primera parte terminó con un remate de cabeza de Bottinelli que mandó a penas desviado de la portería del arquero Hernández.

Con diez hombres en el campo se quedó Querétaro al comenzar el segundo tiempo, Orbelín Pineda pisó al Gallo Vázquez y recibió la segunda tarjeta amarilla y la consecuente expulsión.

La desventaja numérica le desbarató el juego a los Gallos. Sacrificaron a Zinha para darle mayor intensidad y recuperación al medio campo ingresando en su lugar a Marco Jiménez para ayudar a contener a la fiera.

El juego se cargó en el campo de los locales que sufrían corriendo detrás de la pelota. Mientras que el León se mostró dominador de las acciones tanto al momento de atacar como a la hora de esperar los ataques de los Gallos.

Sobre el minuto setenta el juego aumentó en ritmo y volumen el partido.

Un tiro de esquina a favor de Querétaro terminó en contragolpe del León. Elías Hernández llegó a línea de fondo y mandó su centro raso a donde una barrida temeraria de Ricardo Osorio evitó que Boselli marcara la segunda anotación mandando el esférico a tiro de esquina.

El duelo cayó en intercambio abierto de ataques.

En una sociedad de participaciones individuales entre Danielinho y Sanvezzo, el segundo quedó dentro del área y con una media vuelta quedó a tono para sacar un disparo potente, la pelota terminó dentro marco de Martínez empatando el juego.

No hubo tiempo para festejos, las acciones se reanudaron con otra anotación, ahora del León. Marcos Caicedo en la primera pelota que tocó puso una diagonal a donde el Gullit remató de primera intención dentro del área, la pelota rebotó en un defensor de Gallos. 

El esférico llegó vivo a donde estaba el Gallo Vázquez que no lo pensó dos veces y a bote pronto sacó desde fuera del área potente disparo cruzado para devolverle la ventaja perdida a su equipo. 

Tras las anotaciones el juego perdió claridad, el León contuvo a Querétaro que no reaccionó a pesar de los cambios que mandó Ambríz para buscar llegar al marco rival.

El juego quedó cerrado y desde su propio campo el León controló las acciones. 

William, Danielinho y Sanvezzo fueron poco más que Ronaldinho que pasó prácticamente inadvertido y poco pudo hacer en dos cobros de falta que pasaron cerca del travesaño. 

Los contragolpes quedaron a dispoción del León que todavía generó un par de oportunidades más, no tan claras pero que terminaro con disparos a puerta de Mauro Boselli.

La fiera fue capaz de capitalizar en el marcador la mejoría mostrada desde hace por lo menos tres partidos, tres puntos valiosos para recuperar la confianza, obtener el primer triunfo de visitante en lo que va del torneo y para que el equipo mantenga viva su lucha por alcanzar un lugar en la liguilla.