Por la libertadores

León se mide a unos Tigres que vienen a la alza en el cierre de torneo, con la consigna de obtener los tres puntos para calificarse matemáticamente a la Liguilla, y de una vez asegurar su boleto a la Copa Libertadores de América

Carlos Peña jugará hoy con los esmeraldas.
Carlos Peña jugará hoy con los esmeraldas. (Mauricio Contreras)

León, Gto.

El León busca volver al triunfo, tras dos semanas de no saber de él, hoy en el Estadio Universitario  contra los Tigres en la penúltima fecha del torneo, y de paso calificarse de manera matemática a la Liguilla y asegurar su boleto a la Copa Libertadores.


A pesar de que es el tercer lugar contra el noveno, el juego no es nada fácil para el equipo León, ya que Tigres viene altamente motivado luego de dos triunfos y un empate en sus últimos partidos, resultados que lo resucitaron y lo metieron en la pelea por un lugar en fiesta grande del futbol mexicano.


El partido no es sencillo para los verdiblancos, sin embargo, ganando no necesita de combinación de resultados para conseguir los objetivos de entrar a Liguilla y regresar a la Copa Libertadores, ya que tienen la espina clavada por la eliminación con Deportes Iquique, de Chile, de hace un año.


La forma el equipo de Gustavo Matosas no la perdió con la ausencia  de los seleccionados y la baja de Eisner Loboa y Franco Arizala por lesión.
Para el partido de hoy, el técnico de los guanajuatenses tendrá equipo completo con la incorporación de los cuatro Seleccionados; aunque sigue en duda, casi descartado, el colombiano Arizala.


En Monterrey, aunque no jugará el delantero Emmanuel “Tito” Villa, hay mucha confianza porque los Tigres puedan derrotar a un León que en sus últimos partidos perdió con Querétaro y empató con Toluca, además de que hay demasiada expectativa por ver en el campo al colombiano Hernán Darío Burbano, jugador de los verdes del que se rumora desde el draft que ya es jugador de los Tigres.


Por el lado del León hay plena confianza en ya no dejar ir puntos, de salir a ganar y llegar a los objetivos ya mencionados, y es que para el próximo partido, contra Tijuana, Matosas no volverá a tener a sus cuatro seleccionados, ya que fueron llamados otra vez por Miguel “Piojo” Herrera.


El partido entre el León y Tigres, es el último del torneo como local para los norteños y el último de visitante para La Fiera, pero sobre todo es elemental para las dos escuadras, ya que de no ganar, los norteños se estarían despidiendo del torneo sin liguilla y los verdes podrían meterse en problemas por el pase a Libertadores.


Así que se espera un juego intenso, con dos equipos abiertos, buscando el gol desde el primer minuto, sin entrar espacios ni oportunidades. Se espera un gran juego en el Volcán.