León, obligado a ganar tras inicio incierto

El empate en copa y la goleada en contra en Liga ponen a Necaxa en la posición de buscar a un León con la presión de abrir en casa con un triunfo


Mauro Boselli, delantero de León
Mauro Boselli, delantero de León (Mexsport)

León

El Club León afrontará la segunda jornada de la Liga MX con la presión imperiosa de ganar. La localía, los malos resultados recientes, la presentación del nuevo uniforme y las dudas tácticas forman un coctel que la fiera debe superar con un golpe sobre la mesa.

Necaxa no viene a poner las cosas fáciles. Ha demostrado ser un conjunto enfocado a la solidez y mantener el cero en puerta. Necaxa es un equipo de parado tradicional, que enfoca un 4-4-2 a resistir cerca del marco y realizar transiciones rápidas por la banda. Es decir, beneficiado por el hecho de que los locales deben ir al frente, basará su juego en recuperar cerca de su arco y tratar de realizar un contragolpe veloz y efectivo.

Los hidrocálidos tienen defectos para defender el carril central, por lo que dependen de un error rival para recuperar. Una vez que lo logran, tiran pelotas rápidas a la espalda de los laterales enemigos, buscando la velocidad de extremos. También intentan atacar la espalda de los centrales para dejar al delantero mano a mano.

No se detienen mucho en pensar la jugada. Por parte del Club León, se avecinan vientos de cambio. Luego del trabajo de Fernando Navarro y Carlos Guzmán, el papel de lateral derecho parece decantado para el primero, principalmente por su sociedad con Elías Hernández y su capacidad en ataque para desequilibrar sistemas cerrados del rival. Otra posible modificación se verá al frente, donde de nueva cuenta tendremos el doble nueve con que León terminó el partido frente a Celaya FC.

Boselli y Cano arrancarán de inicio tratando de dar calidad a los movimientos previos al remate, en aras de conseguir mayor efectividad de cara a puerta. La inclusión de los goleadores implica un ajuste en mediocampo, puesto que se debe suplir el déficit creativo que se tendrá. La presencia de Montes junto a Rocha parece entonces innegociable, y el problema estará en la banda izquierda. El puesto queda para Burbano, de buena salida y sacrificio; Andrade, de grandes recursos ofensivos y sacrificio; y en los pies de Maxi, de recursos técnicos muy variados.

El partido representa una trampa muy clara: los de Aguascalientes pueden especular con la necesidad del equipo esmeralda, haciendo su juego y aguantando a tener una oportunidad. Si se adelantan en el marcador, la cosa se pondrá difícil y la presión se irá a las nubes. Da la impresión que una victoria hoy será clave en el resto de la temporada.