León ganó la sexta

El equipo verde regresó al máximo plano del fútbol naciona. Hoy es el campeón de Liga. Su gente dejó atrás el sufrimiento. Hoy, León es el más grande.

Hoy León es el campeón de la Liga MX.
Hoy León es el campeón de la Liga MX. (Especial )

Distrito Federal

León es campeón del futbol mexicano.


Con autoridad el León derrotó tres goles por uno al América en el Estadio Azteca. Las Águilas no aprovecharon las jugadas que generaron mientras que el León se mostró letal en un campo que no se le había dado desde su regreso a Primera División.


Cerca de cinco mil aficionados del León se dieron cita en el coloso de Santa Urzula para constatar la hazaña de un equipo que hasta hace no mucho sufría en la Liga de Ascenso.


El primer tiempo comenzó al pie del libreto: América volcado al frente buscando, como su propio entrenador lo había adelantado posterior al juego de ida: vamos por un gol en los primeros cuarenta y cinco minutos.


En el guión americanista dos remates uno al poste y otro de cabeza que contuvo Yarborugh dieron fe de la propuesta local.
Cuando más fuerte se escuchaba en el Azteca el grito de guerra: Vamos América; el León apareció.


Mauro Boselli entraba al área para cruzar su disparo y anotar el primer tanto del partido. El Azteca enmudeció al minuto 9.
17 minutos después el América despertó, Rubens Sambueza encaró sobre los linderos del área grande, no eludió a su marcador pero encontró el espacio para sorprender con un potente disparo que desvió Yarborugh a tiro de esquina.


La intensidad era del América, apostando todo a su jugador número 14, el argentino no se escondió y pidió todas las pelotas americanistas que cruzaron el medio campo, buscando sociedades con Paúl Aguilar por derecha, Narciso Mina o Alonso Jiménez.
La media hora de juego llegó con un vendaval sobre el área visitante. Una y otra vez William Yarborugh salvó al León.
No llegaba el partido al minuto 40 y el León ya había recibido más llegadas que en cualquier otro partido.


Fue tanto el empuje y la llegada del América al área del León que logró la anotación atropellando a la Fiera que sufrió un accidente: Rubens filtró una pelota al área, Nacho González desvió con la cabeza el esférico lejos de Yarborugh, que hasta antes de esa jugada había sacado todo, para empatar el encuentro al minuto 42.


Ni treinta segundos habían transcurrido en la reanudación del encuentro cuando Rafael Márquez tuvo que barrer sobre Jiménez para evitar un susto mayúsculo, evitando un disparo pleno del delantero americanista.


Sobre el minuto 50 de tiempo corrido fue una pelota parada la que logró darle al León presencia en el área. Un tiro de esquina cobrado por Montes encontró la incursión de Nacho González, el jugador en la cancha que más torneos tiene con el León remató potente para vencer a Moisés Muñoz y Aquivaldo Mosquera que estaba en la línea de gol. Se escuchó el oeeee, oeeee, León, León.


El daño estaba hecho, el gol obligaba al América a ir por lo menos por tres goles pero ahora con sólo 40 minutos por delante.


Los espacios aparecieron y dejaron más estragos. El Maza Rodríguez frenó con un jalón la escapada en solitario de Britos que se enfilaba con posibilidades al área de Moisés Muñoz. Roberto Orozco le mostró la tarjeta roja.


El Azteca volvió a callar para escuchar Caminos de Guanajuato de los cerca de 5 mil aficionados del León, festejando la reacción de su equipo.
El América se cansó de rematar de cabeza y se desespero de tanto fallar, Narciso Mina fue el jugador que más envíos tuvo a la puerta de Yarborugh, los mismos que terminaron en las manos del cancerbero verdiblanco.


El León encontró premio en su paciencia y capitalizó la madurez individual y colectiva en el marcador su un América. Sobre la hora de juego la fiera generó por derecha la jugada que terminó con un gol por la derecha.


Preocupados por ofender los espacios eran claros, el lateral por izquierda de la fiera, Edwin Hernández, recibió la pelota de Montes sobre los linderos del área, apretó el paso y cuando le llegaba la marca cruzó con un potente disparo a Moisés Muñoz.


El Aris Hernández marcó el gol 17 de la fiera en la fiera en una liguilla que se llevó de rabo a cabo, el equipo que marcó 20 goles en 16 partidos culminó con 22 goles en los últimos siete que disputó .


Ganó el León, ganó la continuidad, ganó el futbol. León regresó a Primera División como nació: grande. Con un estilo de juego que vence y convence, ganando títulos y calificándose a torneos internacionales.