El Villano: William Yarbrough

El portero esmeralda tuvo una mala salida en los minutos finales, lo cual provocó la esperanza de la escuadra lagunera

LEÓN

El partido estaba controlado y Santos Laguna era un muerto viviente en la cancha del Estadio León, pero prácticamente en el añadido una mala salida de William Yarbrough le dio vida a los albiverdes.

El duelo agonizaba y los pupilos de Pedro Caixinha buscaban desesperadamente un gol que les diera esperanza para encarar la vuelta en el TSM, fue entonces cuando llegó un centro elevado por parte de Pitu Cejas, que el arquero leonés midió mal y no pudo rechazar dejando el balón a bocajarro a Javier Orozco, quien no desaprovecharía y mandaría a guardar la de gajos al fondo de la portería para marcar el 3-1.

El gol no solo sirvió para recortar distancia en el marcador, además, es una inyección anímica para los santistas cuando enfrenten el juego de vuelta en el TSM