La Fiera va por el pase

León tratará de hacerse fuerte en casa del Pachuca para consumar el boleto a la Final, instancia en la que ya se instaló el líder Monterrey


El pase está en vilo, tras la igualada en el estadio de León
El pase está en vilo, tras la igualada en el estadio de León (Mexsport)

León, Guanajuato

L a semifinal de vuelta para León luce complicada por los habituales retos que supone ser visitante y salir obligado a marcar. A un partido de ida que fue táctico y donde se demostró que los estrategas responsables estudiaron muy bien su enfrentamiento en la fase regular, sucederá seguramente un partido más abierto, con espacios y una palpable vocación ofensiva.

Para León, la clave será el nivel que pueda mostrar Elías Hernández desde la derecha. Afectado por la no convocatoria a la selección y bien vigilado por el lateral Emanuel García, su participación en el encuentro de ida se redujo a cazar balones en la frontal del área.

De que supere su marcador depende cuanto dure el ataque leonés y que Mauro Boselli goce de buenos centros laterales. La confirmada presencia de Juan Cuevas, salvo que Luis Fernando Tena juegue al despiste, deja la duda en el acompañante de Boselli.

A priori, el puesto lo disputan Luis Montes y Maxi Morález, donde el técnico deberá apostar por el goleador contra Morelia o el jugador que mejor interpreta el rol.

Los trazos largos a Boselli, por ejemplo, funcionan mejor con Maxi rondando la segunda jugada.

Pachuca, por su parte, deberá sopesar la idea de estar reserva do o ir a liquidar el encuentro. Su rival sale obligado a ganar, aunque paradójicamente, un empate (2-2) lo puede calificar.

Que La Fiera marque un gol luce probable, y podría cambiar el rol de atacante. Diego Alonso es un entrenador joven, moderno y valiente, y seguramente apostará por aprovechar la localía.

En dicho caso, la actitud de juego la marcará la altura de sus centrocampistas y zona de pressing. Jugando metros arriba (en la ida se mantuvieron siempre detrás de mediocampo) la posibilidad de jugar en campo felino y ejecutar una recuperación más agresiva se vuelve real. El buen pie de los jugadores puede llegar a ser clave para conectar con los delanteros.

Las razones

Dominio de la situación. Se habla poco de que León juega con un plantel acostumbrado al éxito. Hombres como Jonny Magallón, William Yarbrough y Elías Hernández han saboreado las mieles del título de Liga Mx. Varios jugadores de la plantilla lo han experimentado también.

 La mística. Hay otro punto a determinar, y se refiere al aura sagrada que rodea a varios elementos felinos. Boselli ha ganado la Copa Libertadores y a punto estuvo de arrebatarle un Mundial al Barcelona, Maxi formó parte de un memorable Vélez Sarsfield en Argentina y Montes ha vivido el proceso del ascenso y gloria junto a José Juan Vázquez, por ejemplo. Experiencia.

El Flaco Tena es un veterano de las bancas y conoce a la perfección el futbol mexicano, además de tener varias liguillas a la espalda, en claro contraste con Alonso. Sus pupilos, además se han curtido la mayoría en eliminatorias de liga mexicana, conociendo ya tanto el lado amargo como el dulce de la Fiesta grande.

Las contras

Regularidad de juego. Pachuca es el equipo clasificado a la Liguilla cuyo nivel difiere menos del mostrado en la Liga.

Su segundo lugar general es reflejo de un trabajo coherente y serio, traducido en actuaciones convincentes jornada sí y jornada también. Evolución de piezas clave de Pachuca.

De la final de hace dos años, Érik Gutiérrez, Hirving Lozano y Rodolfo Pizarro han mostrado un desarrollo notable.

Son ahora piezas fundamentales que marcan diferencia y tienen sed de revancha. La inexperiencia de aquella fecha ha desaparecido y ahora son de temer.

La portería. El nivel de William Yarbrough no es el mismo del curso 2013-14. Aunque en el marco rival Óscar Pérez no es garantía total, el arquero esmeralda no es una pieza diferencial.

En sus movimientos se percibe instalada la duda y el error latente, además de que una atajada extraordinaria no parece estar entre sus posibilidades hoy día.

Los encuentros en 2016. Con el partido de ida, Pachuca y León han jugado en dos ocasiones durante el presente torneo. Los resultados han sido de empate a un gol, justamente el marcador igualado que elimina a los esmeraldas. Pero además, la sensación de juego es que Tena aún no encuentra la manera de desequilibrar el partido a su favor.