Jesús Martínez Murguía, cuatro años exitosos en León

Con tan solo 25 años de edad, Jesús Martínez Murguía, tomó la responsabilidad de guiar a un equipo profesional de futbol, el León.

Jesús Martínez Murguía, presidente de León
Jesús Martínez Murguía, presidente de León (Mexsport)

León, Guanajuato

A cuatro años de distancia, de tomar las riendas del Club León, el presidente de los Esmeraldas, Jesús Martínez Murguía hizo una retrospectiva en entrevista con La Afición y rememoró toda una época de éxitos, de títulos y de muchas satisfacciones.

Con solo 25 años de edad en ese entonces, Martínez Murguía tomó la responsabilidad de guiar a un equipo profesional de futbol, y aunque ha habido piedras en el camino, la mayor parte de su historia se ha escrito con letras de oro.

El 19 de noviembre de 2010 inició la era del Club León con el Grupo Pachuca, una época que se quedará para la eternidad en la memoria de los aficionados de la Fiera.

Se han ido rápido estos cuatro años…

Parece que fue ayer, hoy fue un día importante en lo personal, son cuatro años de encabezar este proyecto que hasta el momento ha sido saldo positivo. Me siento orgulloso de la gente que me rodea, gracias a la gente administrativa del club, de intendencia, de seguridad, todos tienen el mismo crédito.

Platícanos la anécdota de que en 2010,el León ya estaba vendido y no precisamente a ustedes…

Mi padre me dijo un día antes que había una posibilidad de negociar al León. Llegamos a las 8:00 de la mañana del día siguiente y recibió una llamada cerca de 7:30 diciéndole que ya se había vendido el equipo. Mi padre siguió insistiendo y lo único que dijo fue ‘no hay peor lucha que la que no se hace’, así que agarramos el coche y nos vinimos a León, llegamos a la que ahora es mi oficina y en 15 minutos con mi padre y los hermanos Batarse se cerraron las negociaciones. Se me quedó muy marcado por la perseverancia que tuvo mi padre.

¿Puedes hacer tu vida ahora sin el León?

No. Hoy en día no me veo levantándome sin el León. Llevo cuatro años para acá y es lo único que pienso.

¿Qué te ha dejado esta institución?

Más allá de los títulos, me siento mejor cuando hacemos un evento social porque este equipo es de la gente. Eso es lo que a mí me llena.

¿Te  esperabas ser Presidente de un equipo de futbol?

Jamás. Eso no pasaba por mi cabeza y hoy puedo decir que Dios es muy grande de darme esta oportunidad. Tuve miedo de fallar porque es muy complicado, mi padre tantos años exitoso en el futbol mexicano e iban a decir “este es el junior que tiene un equipo”.  Pero yo confiaba mucho en lo que quería hacer con este equipo.

¿De quién te rodeaste?

Fue importante el apoyo de Paco de Anda, me rodee de gente que tenía la misma filosofía del grupo. Rodrigo Fernández ha sido fundamental y ‘Chavicos’ Enríquez también.

Se tuvo que ‘cocinar’ todo esto…

Había muchos fantasmas. Se sentía que cuando León entraba a la liguilla en el ascenso, algo iba a pasar. Uno aprendió de eso y pudimos darle la vuelta.

¿Le has dicho ‘no’ a tu padre?

Claro, hemos tenido discusiones fuertes. A veces hay que buscar los intereses de cada club. Me he equivocado muchas veces pero lo importante es ir aprendiendo de cada una de ellas.

En el Draft, ahora los buscan a ustedes, ¿recuerdas cómo eran las primeras veces?

Hace cuatro años tenías que rogarle al jugador o pagarle un más de sueldo para que viniera, y hoy en día, un jugador como Rafael Márquez o Mauro Boselli deciden venir a este proyecto y eso es gracias al trabajo que hemos hecho todos.

Recibiste muchas críticas al principio…

Al principio recibía toda especie de críticas, pero uno lo debe de tomar como es. Hay que saber que la gente es apasionada por su equipo pero uno siempre quiere tomar la mejor decisión. Hemos dejado pasar ofertas de muchos millones de dólares por nuestros jugadores, pero esta base es la que nos ha traído hasta aquí.

LOS MOMENTOS DE “CHUCHO”

19 de noviembre de 2010

“Recuerdo llegar de Pachuca, estaba tan nervioso que se me olvidó la maleta. Llegando a las oficinas, esperando la presentación, con mucha adrenalina de empezar este proyecto”.

20 de septiembre de 2011

“Fue el ingreso de Gustavo Matosas. En ese momento se generó la polémica de que no podía dirigir, pero yo estaba convencido de que necesitaba de alguien con su liderazgo, él, en ese momento, era la apuesta para traerlo”

12 de mayo de 2012

“Esa la recuerdo más que mi cumpleaños. Fue quitarse una maleta de piedras, por todo lo que guardaba la gente. Recuerdo estar parado volteando a ver a la gente llorando, llenos de felicidad, me conmovió mucho. Fue el ascenso”.

15 de diciembre de 2013

“El Aztecazo. Ver a cien mil aficionados del América, la adrenalina estaba a tope, ver a todos rezando un padre nuestro, por el trabajo. Fuimos campeones a tan poco tiempo del ascenso. Es algo inolvidable”

9 de abril de 2014

“El Maracanazo. Una experiencia inolvidable y un partido (León 3-2 Flamengo) que se irá a la historia del Club”.

18 de mayo de 2014

“La final con Pachuca. En lo personal fueron sentimientos encontrados. Yo sabía que vivían un momento complicado pero alguien tenía que ganar, estaba muy contento por conseguir el bicampeonato, pero a la vez triste por gente como Andrés Fassi y mi familia”.

18 de agosto de 2014

“Estar en el Camp Nou, en la presentación de Luis Suárez, ver en los vestidores a Lionel Messi, Alves, grandes jugadores. Saber que íbamos a jugar contra ellos fue indescriptible. Pasamos un trago amargo, un poco de impotencia porque no demostramos lo que éramos, pero para estar ahí hay que buscarlo, luchar. Fue una gran experiencia enfrentar a uno de los mejores equipos del mundo”.