La historia romántica de Matosas en el León

Tras anunciar su salida del conjunto esmeralda, Gustavo deja más que un equipo que hizo historia en el futbol mexicano; deja un 'cuento de hadas' en el balompié azteca. Recordamos su trayectoria con los esmeraldas

Gustavo Matosas, exentrenador del León
Gustavo Matosas, exentrenador del León (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Como pocos casos en el futbol es el del uruguayo en el futbol. Tras su renuncia al mando del León, Gustavo Matosas no solo dejó un equipo que se consagró como el segundo bicampeón en la historia de los torneos cortos en México, además dejó una historia qué contar.

Gustavo llega en el Clausura 2011 cuando el León militaba en la Liga de Ascenso. Ahí, el estratega vivió un torneo de ensueño donde coronó al cuadro esmeralda como campeón invicto, ya que venció en la final a Lobos BUAP con un global de 7-3.

Para la final de Ascenso que medía a los del Bajío mexicano contra Correcaminos, el León de Matosas cayó por primera vez en la final de ida contra la UAT 2-1, pero en el duelo de vuelta la oncena felina fue una marejada.

León vapuleó 5-0 al cuadro tamaulipeco y se consagró como campeóbn del Ascenso y, con ello, garantizó el regreso de La Fiera al máximo circuito del balompié azteca, después de que un puñado de directivos no había podido regresar al equipo a la Primera División.

El cuento de hadas de Matosas y el León no paró ahí, era el principio.

En su primer certamen como entrenador del equpo en primera división (Apertura 2012) tuvo un desempeño destacado, donde acumuló 33 puntos y se metió en semifinales. Aunque en esa instancia fue eliminado por el a la postre campeón Tijuana, aseguró la primera participación en la historia de los guanajuatenses en una Copa Libertadores de América.

Para su segundo semestre en el máximo circuito con el Léon, no tuvo los mejores resultados. En el Clausura 2013 solo cumuló 16 unidades y también arrastró la eliminación de la Libertadores en la fase de reclasificación ante Deportes Iquique de Chile.

Pero el futbol siempre da revanchas y Matosas fue víctima de este cliché.

En el Apertura 2013, el León de Matosas fue una aplanadora. Consiguió 30 puntos y se ubicó como tercero general. Ya en fase de liguilla eliminó a Monarcas 7-3 en cuartos, en semifinales venció 5-3 a Santos y en la gran final doblegó 5-1 al América para consagrarse campeón y evitar el bicampeonato del cuadro azulcrema.

Como un elemento extra, consiguió el pase a la Copa Libertadores del 2014 donde buscaría revancha.

Pero el hambre de la plantilla y de Matosas no paró ahí. Tras un principio del torneo irregular en el Clausura 2014, Matosas y el Léon logró tener un repunte de torneo y calificó al cuadro esmeralda a otra fase final.

En la 'Fiesta Grande', primero, eliminó en cuartos de final a Cruz Azul 3-3 por goles de visitante. En 'semis', echó al Toluca 2-0 y en la final logró sobreponerse de un 2-3 en la ida contra Pachuca para coronarse en el Hidalgo con un global de 4-3, para ser el segundo bicampeón en la historia de los torneos cortos en México.

No todo fue color de rosa para el charrúa. En la Libertadores 2014 fue eliminado en octavos de final ante el Bolívar de Bolivia y en su último certamen al frente del León (Apertura 2014) quedó eliminado antes de entrar a la liguilla.

Los 'escuderos' de Matosas

Gustavo no fue el único que ascendió con el cuadro guanajuatense. El uruguayo cobijó a una serie de jugadores que no solo le ayudaron al club a ascender, sino que fueron fundamentales para el bcampeonato logrado. Algunos de ellos, incluso, llegaron a la selección mexicana.

Nombres como: Ignacio 'Nacho' González, Edwin Hernández, Juan josé 'Gallo' Vázquez, Carlos 'Gullit' Peña, Luis 'Chapo' Montes, Darío Burbano y Eisner Loboa fueron los campeones de Ascenso y bicampeones en la Liga.

Matosas no solo logró dos campeonatos con el club, también marcó una etapa dorada para la institución esmeralda.