El Azteca, no pesa, simplemente es una cancha grande: Burdisso

El defensa argentino del León, acostumbrado a jugar en estadios difíciles, afirma que la presión que se ejerce en el Azteca no es la misma que puede haber en un estadio como el de Boca Juniors 

Guillermo Burdisso en conferencia de prensa
Guillermo Burdisso en conferencia de prensa (Marcela Guajardo.)

León

De los barrios argentinos y hecho en la disciplina de Boca Juniors, Guillermo Burdisso afirma que la cancha del Estadio Azteca no puede compararse con la de La Bombonera en Buenos Aires, por la presión que se deja sentir.

"Bombonera hay una sola; por más grande que sea (El Azteca) la Bombonera es única; no por lo grande sino por la gente. Tienes a la gente a un metro tuyo y hacia arriba otros 50 metros; siempre cantando igual. Acá la cancha es más grande simplemente; los que entramos somos 11 contra 11", afirmó Guillermo Burdisso.

Enfundado en la camiseta verdiblanca desde el Apertura 2015, el zaguero esmeralda recordó los cuartos de final en la cancha de Santa Úrsula Coapa, donde los verdes cayeron a manos del América; sin embargo les recordó a los americanistas que León fue campeón en su cancha y que en la plantilla de los esmeraldas hay muchos hombres que conocen cómo ganar y dar la vuelta en ese estadio.

"Ese partido (Cuartos de final del Apertura 2015) no llegamos bien nosotros, veníamos con dudas jugando de visitante y ese partido de liguilla no hicimos las cosas bien; en este plantel hay muchos jugadores que ya fueron al Azteca ganaron y dieron una vuelta olímpica, entonces saben lo que es jugar y ganar y dejar mal parado al Estadio Azteca, tenemos que contagiarnos de eso y sacar un buen resultado", apuntó.

Cuestionado sobre las polémicas arbitrales de las recientes fechas; el camiseta 3 del León –suma un gol en el campeonato- prefirió no involucrarse; aunque recordó que justo en ese partido de liguilla el León se vio perjudicado por una decisión arbitral.

"Tenemos que dejar al lado todas esas cosas, no nos podemos meter, porque sabemos que el árbitro se quiere equivocar lo menos posible como nosotros; si lo hace perjudica a uno de los dos equipos.

Nos tocó a nosotros en la liguilla ser perjudicados con un penal y a raíz de eso cambió un poco el resultado; pero bueno, tenemos que hacer nuestro trabajo; sabemos que el juez se puede equivocar pero ojalá no lo haga para ninguno de los dos lados y el resultado sea lo más justo posible", finalizó el defensor de los verdes.