En el corazón del Bajío

A sus 86 años, Antonio Carbajal no lepierde la pista a la selección nacionaly opina sobre su actualidad y futuro

Antonio 'Tota' Carbajal
Antonio 'Tota' Carbajal (Santiago Chaparro)

CIUDAD DE MÉXICO

Ubicado en el centro de León, al lado de la catedral, Vidrios Carbajal es un negocio atendido por una leyenda viviente del futbol mexicano. La Tota, como se le conoce desde su infancia, a sus casi noventa años –tiene 86–, guarda vigor y energía para recibir visitantes ajenos a su comercio y brindar declaraciones, contar anécdotas y vivencias acerca del presente del balompié nacional y su pasado glorioso como guardameta mundialista (en cinco ocasiones); es voz autorizada para opinar al respecto y lo hace sin miramientos.

“Sigo en contacto con lo que representa al futbol mexicano, me gusta escuchar los partidos, ver resúmenes en el tele, aunque son pocas las veces que me siento a ver un encuentro como tal; ahorita, este torneo, hay equipos que lo han hecho bastante bien, que están peleando por los primeros sitios, como Pumas o Toluca y ambas son instituciones que le hacen bien a nuestro balompié. Veo a estos dos como favoritos al título”.

Tal cual como lo hacía bajo los tres postes, Carbajal se expresa sereno, con gallardía y valiente, abriéndose paso según él considera la situación y también acorde a su experiencia. Está claro que al ex cancerbero le agrada el momento que atraviesa la Liga MX, independientemente de su querido León, al que aún “le hace falta apretar en varias líneas” para alcanzar un nivel mejor; es un tipo cálido, atento, risueño, que mira a los ojos cuando responde a los cuestionamientos.

“El equipo está bien (León), pero les cuesta mucho cuando salen de la ciudad. A mí me gusta cómo ha hecho las cosas Pizzi; ojalá que lo dejen trabajar más tiempo y por el bien de la afición, espero que puedan aspirar a algo en la Liguilla, entrar y pelear por el título. Hay buenos jugadores, pero la defensa y la portería traen un nivel bajísimo”, dictaminó.

Sobre la selección nacional, la que representó en los Mundiales de 1950, 1954, 1958, 1962 y 1966, La Tota se torna más serio, endurece el semblante y acepta que los manejos recientes no han sido los correctos, así como la participación del representativo en las pasadas Copa Oro y Copa América; sin embargo, espera que con la llegada de Juan Carlos Osorio, el Tri retome los altos vuelos.

“La llegada de este señor colombiano me parece muy acertada. En nuestro futbol gobiernan los jugadores gallones, siempre por encima de la autoridad de cualquier entrenador. Ahora que llega Osorio, ojalá que las cosas cambien, mejoren. Al Chepo le comieron el mandado por tratar de imponer autoridad, con el Piojo se excedieron en confianza y Miguel equivocó el rumbo, pese a que no hizo un mal Mundial. Espero, de corazón, que con este entrenador las cosas sean diferentes. Ya es tiempo de recuperar el prestigio de la zona y evitar ridículos como los que se hicieron el pasado verano”.

Por su currículum, de sobra importante, Don Toño es referente del arco tricolor, a pesar del paso de los años, sitio en el que espera ver a Alfredo Talavera como titular durante la Eliminatoria rumbo a Rusia 2018; además del portero del Toluca, Moisés Muñoz, del América, de igual forma merece ser considerado como segundo guardameta, relata, y en tercer plano, Guillermo Ochoa, relegado al banquillo de suplentes en el Málaga y también por Carbajal debido a su “falta de juego”.

“Creo que lo más conveniente es que Talavera, por lo que ha mostrado, sea el que salga como titular; Muñoz también lo ha hecho muy bien, pero a mí me gusta más Alfredo. La selección ha sido injusta con él y merece que le regresen un poco de tiempo perdido brindándole el beneficio de la duda; Ochoa siempre ha atajado muy bien, pero ahora se encuentra en el peor momento de su carrera. Por lo que hizo antes, por agradecimiento, hay que seguirlo convocando, pero no está en nivel para que inicie”.