Aficionados del Flamengo presentes

Aproximadamente 50 aficionados del Flamengo que residen en León acudieron al Nou Camp a alentar a su equipo.

La alegría la llevan en la sangre y a ritmo de samba, con cantos y porras apoyando a su equipo del alma.
La alegría la llevan en la sangre y a ritmo de samba, con cantos y porras apoyando a su equipo del alma. (Mauricio Contreras)

León, GTO.

Era la fiesta de la ciudad. El León debutaba en la Libertadores. De pronto en una de las filas del estadio se escuchó “no puede pasar con su refresco, joven”, era un serio Policía; el hincha respondió, “pero el envase es de plástico, mi oficial”, siguió la discusión sobre si el refresco entraba o no al estadio cuando de pronto se escucharon canticos y mucha algarabía.

Todos voltean hacia el epicentro de aquel borlote.

Eran los hinchas del Flamengo, son pocos pero con el ruído que hacen parecen una legión.

La alegría la llevan en la sangre y a ritmo de samba, con cantos y porras apoyando a su equipo del alma. Emocionados e ilusionados llegaron los seguidores del mayor equipo de Río de Janeiro, un poco cansados por largo viaje de más de 8 mil kilómetros, pero dispuestos a dar todo por su equipo

Los Panzas Verdes les abrieron paso, los miraron con curiosidad, cuchichean entre sí y esbozan una pequeña sonrisa, quizás contagiados de esa alegría carioca. La Fiesta Internacional había comenzado.

Los fanáticos del Fla fueron escoltados y bien cuidados. En los estadios no existen los idiomas, ya que los aficionados Cariocas enseguida entendieron el idioma universal del futbol, sacando todo su boleto y pronto ingresaron a las tribunas.

“¿Posso tirar uma foto?” (¿Puedo tomar una foto?)

“Claro que sí”, contestó en español Pamela Gámez, ella es mexicana, pero está casada con el brasileño Hallen Bresneek oriundo de Río de Janeiro. Vienen desde Querétaro donde actualmente residen.

En un español “mocho”, comentó Hallen “mi esposa mañana quiere ir a comprar zapatos”.

Poco a poco la afición leonesa va asimilando la importancia de la Copa Libertadores. Hoy ya visitaron la Fiesta de la Ciudad brasileños, luego vienen bolivianos y ecuatorianos.