Mexicanos defraudados en Brasil comienzan a llegar a Guadalajara

Durante las primeras horas de este viernes, un grupo de 15 tapatíos que fueron timados por la agencia jalisciense Escotours arribaron al Aeropuerto de Guadalajara por sus propios medios. 


Guadalajara

A pesar de que se quedaron varados cerca de 48 horas en Recife, tuvieron que pagar casi dos mil dólares para volver a casa y, en algunos casos no recibieron boletos para ingresar a los estadios, los aficionados mexicanos defraudados en Brasil no se arrepienten de haber viajado al Mundial para apoyar al Tricolor.

Durante las primeras horas de este viernes, un grupo de 15 tapatíos que fueron timados por la agencia jalisciense Escotours arribaron al Aeropuerto de Guadalajara por sus propios medios.

Con rostros cansados después del viacrucis que vivieron en Recife, los seguidores mexicanos aseguraron que ni el trago amargo que significó no haber regresado como marcaba su itinerario, se compara con las emociones y adrenalina que experimentaron al observar a la Selección Mexicana durante la primera fase de la justa mundialista.

Sergio Fonseca Arámbula, quien viajó a la Copa del Mundo con su hija, afirmó que una victoria mexicana este domingo ante Holanda le haría olvidar las horas de espera territorio carioca.  

“No me arrepiento, me la pasé padrísimo, iba con mi hija que le encanta el futbol, mi intención era que disfrutara del futbol, lo disfrutamos al máximo, que bueno que ganó México, esperemos que ahora ganen a Holanda y ya el pinche sufrimiento como quiera”, expresó.

Asimismo, Fonseca Arámbula lamentó que cada cuatro años se presenten este tipo fraudes; cree que la FIFA debería investigar pues recibieron boletos a nombre de personas extranjeras y empresas trasnacionales.

“Es penoso que no haya una agencia  que organice bien un viaje al Mundial; son gente que te consigue el boleto de avión y en teoría te sugiere unas excursiones pero para nada.

“Algo muy raro es que cuando compras los boletos en FIFA aparecen el nombre de quién los compró, pero los boletos que nos dieron algunos decían corporación Mc Donald´s, algún nombre de alguna cervecería, nombres de personas extranjeras y eso está mal, se debe de investigar”, reveló el cansado aficionado.

Por su parte, José Luis Gómez, quien pagó 14 mil dólares por presenciar los primeros tres duelos de México, descartó emprender alguna acción legal contra Francisco Escobedo, dueño de la agencia Escotours, ya que en todo momento dio la cara y habló con claridad. Espera que el agente de viajes que le pague el costo de su vuelo de regreso.  

“El cuate (Francisco Escobedo) estuvo siempre dando la cara, desafortunadamente no estaba a su alcance resolver el problema y tuvimos que resolverlo cada quien por su cuenta. No es necesario, emprender una acción legal, es una persona muy seria y nos va a regresar el dinero”.

José Luis Gómez negó rotundamente que alguno de los 248 afectados haya pasado hambre  en el Aeropuerto de Recife como se llegó a mencionar.

“Yo no vi ninguno (mexicano sin dinero), eso es mentira, a todo mundo vi comprando muchas cosas, no hubo uno que dijera ´préstame, dame u ocupo dinero´, eso no es cierto”, reveló.

Se espera que durante este viernes arribe la mayoría de los aficionados a suelo nacional gracias a la intervención del Gobierno de Jalisco, Estado donde radican la mayoría de los afectados.