Liberan a Jefe de revendedores de entradas del Mundial

Ray Whelan, director de la empresa Match, fue detenido el lunes de noche en el lujoso hotel Copacabana Palace de Rio de Janeiro, donde estaba alojado.

Raymond Whelan, director de la empresa Match, fue detenido el lunes de noche en el lujoso hotel Copacabana Palace de Rio de Janeiro,
Raymond Whelan, director de la empresa Match, fue detenido el lunes de noche en el lujoso hotel Copacabana Palace de Rio de Janeiro, (AFP )

RÍO DE JANEIRO, Brasil

El director ejecutivo de la empresa Match, Raymond Whelar, detenido por la policía brasileña, acusado de dirigir la trama de reventa ilegal de boletos, fue puesto en libertad luego de entregar su pasaporte y pagar una fianza de 5 mil reales (unos 2mil 500 dólares).

El británico de 64 años de edad, hombre clave en la organización de esta Copa del Mundo, tendrá que presentarse cada 15 días ante el juez, de aquí a que se determine si es culpable o inocente de los delitos de los que se le acusa.

Whelan ha sido imputado por la Policía Civil como el jefe de una organización internacional de revendedores que ha centrado sus actividades en este Mundial en las entradas de lujo, conocidas como Hospitality.

En la argumentación que escribe la jueza Marília de Castro Neves Vieira, señala que Whelan no representa peligro que justifique su permanencia en prisión, pero no acepta que su detención, en pleno hotel Copacaba Palace, haya sido arbitraria.

La juez señala también que una vez que tienen en su poder la computadora personal y el celular del acusado, así como también otros documentos de carácter personal, pueden seguir investigando sin tener al imputado prisionero.

Sin embargo, el delegado de la 18ª agencia policiaca, Fabio Barucke, responsable de la investigación, no está de acuerdo y menciona que solicitará la prisión preventiva de Whelan y de los otros 11 acusados de formar parte de organización presuntamente criminal.

Whelan fue liberado a las 4:50 horas locales (las 2:50 horas tiempo del centro de México); de inmediato, fue trasladado al Copacabana Palace, donde también se hospedan los principales directivos de la FIFA.