Uruguay deja en agonía a Inglaterra

Luis Suárez regresó y marcó dos tantos para que Uruguay se impusiera a Inglaterrra 

Luis Suárez, la estrellas indiscutible de Uruguay
Luis Suárez, la estrellas indiscutible de Uruguay (Reuters)

SAO PAULO, Brasil

El delantero Luis Suárez fue el héroe de Uruguay este jueves al anotar los dos goles del triunfo 2-1 ante Inglaterra, que se quedó prácticamente sin opciones de clasificar en esta segunda jornada del Grupo D de Brasil-2014.

Suárez, el máximo artillero de la Premier League, volvió a hacer trizas a una defensa inglesa y anotó dos dianas en los minutos 39 y 85, mientras la estrella inglesa Wayne Rooney marcó al 75.

Uruguay igualó momentáneamente con tres puntos a Italia y Costa Rica, que se enfrentan el viernes en Recife. Inglaterra no ha sumado y va camino de sufrir una nueva decepción mundialista.

Tras varias semanas de baja, Suárez cumplió con las expectativas en su retorno y revolucionó a un equipo que había sido humillado en la primera fecha por Costa Rica (3-1).

El hiperactivo Suárez adelantó a la Celeste con un gol que inició él mismo en su propia cancha con un sutil pase hacia Lodeiro, que cedió a la entrada por la izquierda de Cavani.

El delantero del París Saint Germain se frenó y envió un preciso pase al área por encima del central Cahill para la llegada de "El Pistolero", que sorprendió a Hart con un cabezazo al palo contrario.

Inglaterra necesitaba encontrar el gol y su estrella Rooney estaba frustrada ante lo que parecía una nueva pesadilla en una Copa del Mundo, con tres excelentes oportunidades desperdiciadas.

Pero al décimo partido en un Mundial, el delantero del Manchester United logró ver puerta al rematar un magnífico servicio del lateral Johnson.

A cinco minutos del final del tiempo reglamentario, Suárez remató su faena ganando de nuevo la espalda a la defensa inglesa para cazar un largo servicio del arquero Muslera y fusilar a Hart.

Sustituido hacia el final del choque, el delantero de Liverpool fue levantado en volandas por sus compañeros cuando el árbitro pitó el final.