La guillotina mundialista

El Mundial de Brasil ya cobró la cabeza de tres entrenadores que no pudieron trascender con sus selecciones


Alberto Zaccheroni, Luis Fernando Suárez y Cesare Prandelli se despidieron de sus selecciones
Alberto Zaccheroni, Luis Fernando Suárez y Cesare Prandelli se despidieron de sus selecciones (Reuters)

Ciudad de México

Japón, Honduras e Italia son las tres selecciones que se quedaron sin entrenador luego de concluir una desafortunada participación en la Copa del Mundo, sus respectivos entrenadores; Alberto Zaccheroni, Luis Fernando Suárez y Cesare Prandelli dijeron adiós a sus combinados luego de no cumplir con los objetivos en este Mundial.

JAPÓN

El italiano Zaccheroni, ex entrenador de Japón admitió su total responsabilidad en la eliminación nipona en la fase de grupos.

"Estoy disgustado y nada satisfecho con los resultados. Yo decido el equipo, la táctica y cómo debemos jugar. Debo asumir toda la responsabilidad", admitió luego de presentar su renuncia.

No quiso retirarse sin antes agradecer a los jugadores lo hecho durante estos cuatro años, donde Japón se convirtió en la primera selección clasificada al Mundial de Brasil dentro de las eliminatorias de Asia.

"Feliz y orgulloso de ser su entrenador", así como que en los últimos cuatro años puso todo su "corazón y el alma en ayudar a crecer al equipo".

HONDURAS

"No voy a seguir, hay otros chicos en Honduras que pueden hacerlo mejor que yo, pienso que debe venir otra persona a continuar el trabajo".

Estas fueron las palabras de Luis Suárez, ex director técnico de Honduras luego de caer ante Suiza, desaprovechando el último tren para tratar de colarse a la segunda ronda dentro del grupo E.

Asegurando que "por su bien y el de Honduras, un cambio es necesario". Suárez se despidió de un proceso que duró tres años admitiendo sentirse "triste" pues tenía muchas ilusiones.

ITALIA

La derrota propinada por Uruguay a la campeona del mundo en 2006, caló hondo en el ceno de la selección azzurra pues dicho descalabro significó su eliminación de la Copa del Mundo.

"Asumo toda la responsabilidad del proyecto técnico. Ya he hablado con los responsables de la federación y les he anunciado mi dimisión irrevocable", indicó el timonel en conferencia de prensa.

El técnico de nacionalidad italiana, no se fue sin antes culpar al silbante mexicano, Marco Rodríguez de la derrota de su ex equipo ante los charrúas.

"Absurdo permanecer con diez (hombres) en un juego como este. Cuando se lucha por cada balón, puede haber alguna falta, pero no he visto ninguna falta. El culpable, por lo tanto, también es el árbitro", sentenció.