Presidenta de Argentina rechaza invitación a la final

La mandataria argentina Cristina Fernández, declinó la invitación de su homóloga brasileña Dilma Roussef para presenciar la final de la Copa del Mundo


Las decisiones de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, inhibió inversiones.
Cristina Fernández, Presidenta de Argentina

Buenos Aires

En una carta publicada el jueves por la noche en el sitio oficial de la presidencia argentina y dirigida a la "querida compañera Dilma", Fernández agradeció "muy especialmente la invitación que me formulaste para acompañarte, junto a otros mandatarios, el próximo domingo 13 de julio con motivo de la entrega de la Copa Mundial FIFA" en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.

Fernández, en su primera referencia pública a la final que disputará la selección de Argentina, comentó en la misiva que desde hace más de una semana se encuentra convaleciente a causa de una faringolaringitis aguda, la cual le ha imposibilitado cumplir en forma normal las tareas de gobierno, y que los médicos le aconsejaron evitar "una reiteración de vuelos" que puedan provocar una recaída en el cuadro.

La gobernante de 61 años detalló en la carta que el sábado recibirá en Buenos Aires al presidente ruso Vladimir Putin, con quien compartirá "una intensa jornada de trabajo", y que el martes debe viajar a Brasilia para asistir como invitada a la cumbre de BRICS-UNASUR.

Entre un evento y otro, Fernández tomará un vuelo a su residencia en la ciudad de Río Gallegos, en la provincia austral de Santa Cruz, para celebrar el primer año de vida de su único nieto Néstor Iván.

"Te imaginarás, como abuela que también sos, los deseos que tengo de compartir con mi familia este hecho", manifestó Fernández. "Los médicos me aconsejan realizar el viaje a Río Gallegos —más de tres horas en avión— con la condición de haber descansado el domingo y viajar directamente de Río Gallegos a Brasilia el día martes 15, evitando así esfuerzos físicos y reiteración de vuelos que puedan provocar una recaída", concluyó la carta.

Mucho se especuló en las últimas horas sobre si Fernández buscaría capitalizar para su gobierno un eventual triunfo en Brasil. Sin embargo, la gobernante hasta el momento ha hecho escasas referencias a la Copa del Mundo, y cuando lo hizo fue para compararse con un arquero al que le "tiran de todos" lados justo en medio del conflicto judicial con los bonistas impagos de su deuda en cesación de pagos desde 2001.