“Dejaré el alma”: Rafael Márquez

El capitán de la selección nacional se comprometió a que México tenga una actuación histórica en el Mundial de Brasil

Rafael Márquez,capitán de la selección mexicana de futbol, durante su discurso en Palacio Nacional
Rafael Márquez,capitán de la selección mexicana de futbol, durante su discurso en Palacio Nacional (Presidencia )

CIUDAD DE MÉXICO

Rafael Márquez, capitán de la selección nacional, fue el encargado de recibir el lábaro patrio de manos de Enrique Peña Nieto en la ceremonia de abanderamiento del Tri de cara al Mundial Brasil 2014 que se realizó en Palacio Nacional.

El michoacano declaró que, como capitán, vivirá este Mundial como un nuevo reto en su carrera y prometió que tanto él como el equipo dejarán todo en la cancha.

"Me tocó enfrentar este nuevo reto, lo haré hasta dejar el alma, en cada una de mis decisiones, de mis actos, brindar los mejores resultados a nuestra nación", dijo Rafael.

Márquez se mostró orgulloso por haber tenido la responsabilidad de recibir la bandera de manos de Enrique Peña Nieto.

"Es un honor, orgullo y privilegio, una gran responsabilidad que acepto con entrega y profesionalismo", señaló.

Márquez dijo contundente "la labor de los directivos ha terminado, ahora nos toca a nosotros (jugadores)".

Por último, el defensor aseguró que "no puede haber un Mundial sin la presencia de México".