Alemania celebra a sus campeones

En la Puerta de Brandeburgo y frente a más de 250 mil personas, el capitán de Alemania, Philipp Lahm, mostró el trofeo de la Copa del Mundo.

Berlín

Miles de alemanes se arremolinaron frente a la Puerta de Brandeburgo para dar la bienvenida a su selección de futbol, campeona del Mundial de Brasil 2014.

El capitán de Alemania, Philipp Lahm, enseñó el trofeo de la Copa del Mundo ante la multitud en Berlín.

El director técnico de la selección teutona, Joachim Löw, gritó a los aficionados alemanes: "todos somos campeones del mundo".

"Debo agradecer a todos los aficionados en Alemania. Sin ustedes no estaríamos acá. Todos somos campeones del mundo", afirmó Löw desde el escenario montado delante de la Puerta de Brandeburgo, frente a más de 250 mil personas que deliraron con la llegada de sus estrellas que le dieron al país su cuarta corona mundial.

Vestidos de pants y camisetas negra con un gran número uno delante, los jugadores de la "Nationalmannschaft" se presentaron luego sobre un escenario de unos 30 metros de largo instalado delante de la Puerta de Brandeburgo.

Bastian Schweinsteiger apareció envuelto en una bandera alemana, dijo unas palabras y luego fueron pasando sus otros compañeros, hasta que por fin salió a escena el capitán de la Mannschaft, Philipp Lahm, quien levantó el trofeo delante de una multitud que vibró como nunca en los últimos 24 años, desde aquel último título mundial en Italia-1990.

"Desde que era un niño que sueño con esto", declaró Lahm, agradeciendo al público por su enorme apoyo.

Los jugadores también rindieron homenaje a Miroslav Klose, quien a sus 36 años se convirtió en el máximo goleador de la historia de los Mundiales (16 goles). "Miro Klose, Miro Klose", cantaron frente a un público que les festejó todo tipo de bromas que hicieron los futbolistas en el escenario.

"Esto es genial, es un momento increíble", dijo el atacante Lukas Podolski. "Estamos muy orgullosos de lo que hemos hecho. Por fin hemos ganado (la Copa del Mundo). Estamos orgullosos de los hinchas", señaló por su parte el defensor Peer Metersacker.

Uno de los más esperados fue Mario Götze, autor del gol que dio el título a la Mannschaft el domingo en el Maracaná ante Argentina. "Es un sueño", dijo el jugador de 22 años del Bayern Múnich.

"Buenos días Berlín, estoy orgulloso de ser berlinés", exclamó el defensa Jérôme Boateng, quien creció en la capital y eligió jugar por la Mannschaft, mientras su hermano Kevin-Prince optó por Ghana, el país de su padre.