Militares reforzarán seguridad de selecciones

La decisión fue adoptada el mismo luego de que el autobús que transportaba a la selección brasileña a su entrenamiento fuera cercado por unos 200 profesores en huelga

Protestas previo al Mundial de Brasil
Protestas previo al Mundial de Brasil (Reuters )

BRASILIA, Brasil

Las Fuerzas Armadas de Brasil reforzarán la seguridad en los centros de entrenamiento, hoteles y desplazamientos de las selecciones que participarán en el Mundial, informó el jueves el ministerio de Defensa.

La participación de los militares en la seguridad vinculada a las 32 selecciones nacionales será realizada de manera conjunta con la policía, y fue autorizada por la Presidencia el lunes, informó un portavoz del ministerio de Defensa a la AFP.

La decisión fue adoptada el mismo día en que el autobús que transportaba a la selección brasileña de un hotel de Rio de Janeiro a su centro de entrenamiento fuera cercado por unos 200 profesores en huelga que impidieron su salida durante una media hora.

"Estaba previsto que las Fuerzas Armadas pudieran dar ese apoyo; ahora que comenzaron a llegar las selecciones, fue autorizado", informó el responsable del ministerio de Defensa.

Un pelotón de infantería con 30 efectivos fue enviado el miércoles para reforzar la seguridad en el centro de entrenamiento de la selección, en la Granja Comary de Teresópolis (estado de Rio de Janeiro).

Las Fuerzas Armadas están encargadas de proteger estructuras estratégicas, como estaciones de energía o telecomunicaciones, puertos, aeropuertos, lugares de abastecimiento de agua y otros lugares donde la interrupción del servicio provocaría un serio impacto a la realización del evento. Además de la lucha antiterrorista, fronteras, espacio aéreo y seguridad cibernética, entre otros.

La selección brasileña comenzó su concentración para el Mundial el lunes, y el miércoles Australia fue la primera selección extranjera que llegó al país.

Las protestas callejeras son uno de los aspectos que preocupan a las autoridades de cara al Mundial, que se inaugura el 12 de junio y se extiende hasta el 13 de julio.

Por ahora, la seguridad en manifestaciones depende de la policía de cada estado del país.

Cerca de 57.000 militares de las tres fuerzas han sido movilizados para actuar en la seguridad de la Copa. Una buena parte -21.000- es un contingente preventivo que será activado si la policía de los estados lo pide y la Presidencia lo autoriza.

El año pasado, ese contingente fue utilizado durante la visita del papa Francisco, después de que el principal centro de misas y celebraciones fuera desplazado de la periferia de la ciudad a la playa más turística, Copacabana, debido a fuertes lluvias que convirtieron el sitio escogido inicialmente en un barrial.