Cinco días para despejar las dudas

La selección mexicana ya está en su sede de concentración en la ciudad de Santos; hoy entrenará por primera vez en tierras mundialistas y al Piojo le queda poco tiempo para afinar el once titular que enfrentará a Camerún

Miguel Herrera lamentó la caída del Tri ante Portugal
Miguel Herrera lamentó la caída del Tri ante Portugal (Mexsport)

SANTOS, Brasil

El equipo de Miguel Herrera ya tiene forma, pero no la definitiva. Después de la gira en Estados Unidos, tal parece que las dudas finales se limitan a dos posiciones: portería y delantera. Gran parte del esqueleto de este cuadro ya está armado, y por lo que se vio en el último duelo contra Portugal, solo es cuestión de afinar detalles para darle más garra a un cuadro que en su duelo de despedida en México contra Israel era aún un desorden.

El cuadro nacional debe mejorar su cohesión, tener mayor trato del balón y, sobre todo, ser más certero. Si bien mejoró en su funcionamiento contra Portugal, necesita convertir goles para ganar los partidos, pues se enfrentará en el Mundial a selecciones con delanteros determinantes como Samuel Eto'o, Mario Mandzukic, Neymar, Fred, entre otros.

La duda más fuerte es en la portería. Cuando se creía que en choque contra los lusos, Miguel pondría a quien sería titular en la Copa del Mundo, le dio 45 minutos a Jesús Corona y el segundo tiempo a Guillermo Ochoa. La experiencia que tiene el ex de Ajaccio es, para muchos, un argumento suficiente para quedarse con la titularidad; sin embargo, la seguridad de Jesús Corona es uno de los detalles que le ayudan en esta lucha.

Esta duda la despejará seguramente un día antes del juego, si es que en el Mundial sigue con su costumbre de adelantar su once inicial a los medios de comunicación.

En la defensa, el Piojo tiene claro que Rafael Márquez y Héctor Moreno son titulares, el hueco que falta en su línea de tres zagueros es en la derecha, la cual cubriría el Maza Rodríguez o Diego Reyes, el primero posee experiencia mundialista y es también de los elementos de confianza de Herrera, quien pese a todas las críticas lo sigue colocando y tiene un alto porcentaje de iniciar ante Camerún.

La media cancha parece estar resuelta con la exhibición ante Portugal. En la contención, el Piojo necesita un futbolista que pueda jugar solo en dicha posición, su titular era Juan Carlos Medina, pero ante la lesión de éste se probó a Andrés Guardado, Héctor Herrera, y a José Juan Vázquez, curiosamente los tres elementos que arrancarán ante Camerún.

Después de probar, será el Gallito Vázquez el que inicie en la contención. Ante Bosnia, el medio del León se vio dubitativo, pero contra Portugal se notó más conectado y tuvo un buen funcionamiento. Como volante por derecha, no hay duda que el lugar se lo ganó Héctor Herrera ante la baja de Luis Montes. Incluso, el jugador del Porto ha sido de lo más destacado que ha tenido el Tricolor en estos juegos por su desequilibrio y buen toque de balón.

Por izquierda, Carlos Peña perdió la titularidad debido a la evidente baja de juego que acusa y a que Andrés Guardado ha cumplido tanto de carrilero y de volante por ese sector, así que recibirá la confianza de Herrera para iniciar.

En el ataque falta definir al acompañante de Oribe Peralta. Javier Hernández tiene el nombre y los reflectores de su lado, además de la historia goleadora con la selección, que pese a no vivir sus mejores días, aún se encuentra fresca en la memoria de la mayoría incluyendo la del entrenador.

Contra Portugal fue un revulsivo, sobre todo al combinarse bien con sus compañeros y pelear por cada pelota. Si Herrera no lo consideraba titular, después del viernes seguramente lo ha vuelto a meditar.

La otra opción es Giovani dos Santos, quien ha pedido una oportunidad en ese sector y le han dado rienda suelta, pero en varios lapsos de los duelos desaparece, o se echa atrás, siendo muy discreto.

El Piojo necesita encontrar una dupla ofensiva con garantías, sobre todo para revertir la imagen de los últimos dos juegos amistosos en los que no logró marcar un solo tanto. Sin contundencia, el papel del Tri en el Mundial estará destinado al fracaso.

Tal parece que después de los cuatro partidos amistosos de la selección antes del inicio de su participación en el Mundial, las dudas de Herrera se definen en dos posiciones: el portero titular y el acompañante de Oribe en la delantera. Solo eso falta.