Lamenta Herrera lesión de Montes

El técnico de la Selección Mexicana no ocultó su tristeza luego de la fractura que alejó a Luis Montes de la Copa del Mundo


Miguel Herrera, listo para los amistosos en EU
Miguel Herrera, técnico del Tri (Santiago Chaparro )

Dallas, Estados Unidos

El seleccionador mexicano, Miguel Herrera, reconoció que la lesión del volante Luis Montes en el amistoso del sábado ante Ecuador, que lo aparta del Mundial, es un golpe "muy fuerte" para el equipo pero aseguró que tratará de recuperar rápido el ánimo de sus jugadores.

"Le pegó muy fuerte al equipo, todos estaban (preocupados) en la banda, algunos con lágrimas en los ojos. Es una situación difícil pero vamos a tratar de recuperar lo antes posible al grupo en lo mental", afirmó el técnico en la rueda de prensa en el estadio AT&T Arena de Arlington (Texas).

Herrera, que lanzó un mensaje de tranquilidad sobre el capitán Rafael Márquez -también lesionado en el partido-, reconoció que su cuerpo técnico no piensa en los dos siguientes partidos amistosos en Estados Unidos sino en acompañar a Montes en el hospital y en mantener una charla con los jugadores.

"Ahorita lo que queremos es ir a acompañar a Chapo (Montes). Los muchachos quieren estar con él (...) Es un compañero importante. Era el jugador que mejor venía funcionando en la liga y en el equipo", lamentó Herrera con semblante de tristeza.

El técnico admitió que ante la grave lesión sufrida por el volante, una fractura de tibia y peroné producida en un choque con el ecuatoriano Segundo Castillo, ni siquiera cree que pueda apoyar al equipo en Brasil.

"Va a tener que tomar rehabilitación. Tendrá una cirugía desafortunadamente fuerte. Es tibia y peroné, no cualquier fractura. Tendrá que tener reposo, difícilmente seguirá con nosotros pero estará en nuestro corazón y cabeza", aseguró.

Sobre el jugador que sustituirá a Montes, Herrera reconoció que el volante Javier Aquino, del Villarreal español, es la primera opción y "el relevo natural" pero afirmó que la decisión no está tomada.

Herrera se mostró optimista con la evolución del veterano defensa Rafael Márquez, que también fue hospitalizado por una lesión sufrida al golpear con el pie al ecuatoriano Fidel Martínez cuando trataba de despejar un balón.

"A Rafa le dan un golpe muy fuerte y no quisimos arriesgar. Afortunadamente no tiene más, solo el golpe", afirmó el técnico.