Devuelven el cariño de México 70

Los aficionafos brasileños recibieron a la selección mexicana en Santos recordando el apoyo que recibió su selección en 1970

Gran recibimiento del Tri en el hotel de concentración
Gran recibimiento del Tri en el hotel de concentración (Minelli Atayde)

Enviada, Santos

Las playeras verdes, las banderas verdeamarelhas y los gritos de ¡México, México!, fueron la constante afuera del hotel en el que tendrá su base México en esta ciudad.

Alrededor de 300 personas entre mexicanos y brasileños, se plantaron afuera de las instalaciones y esperaron más de una hora la llegada del equipo de Miguel Herrera.

La mayoría de los brasileños, quienes también se dieron cita, pasaban el tiempo contando anécdotas del Mundial de 1970 celebrado en México.

"Yo estuve en Guadalajara, todos los mexicanos nos apoyaron, y en la Final, en el Estadio Azteca, se pusieron la playera de Brasil, fue hermoso", dijo Luis, un señor ya canoso, quien vestía orgulloso los colores del club Santos.

Luego, otra persona, un poco más joven, también brasileño, aseguró que tenía en su casa una playera del Tricolor, que la había comprado por el cariño que le guardaba al conjunto mexicano, tras aquellos recuerdos de un Mundial que vio por televisión, pero que le enchinó la piel por la entrega de un pueblo que arropaba una selección como si fuera propia.

En la entrada del hotel, Justino Compeán, presidente de la Federación Mexicana de Futbol, se mostraba feliz, no podía creer el recibimiento: "Todo se lo debemos a ellos", decía al tiempo que estrechaba la mano de Luis Guimaraes, secretario de turismo de la ciudad, así como del prefeito, Paulo Alexandre Barbosa.

Policía militar custodió la calle principal y por supuesto, custodió el camión del equipo de Miguel Herrera.