Octavos de final; la tumba del Tri

Con la derrota de hoy ante Holanda, México consumó su sexto descalabro consecutivo en octavos de final dentro de Copas del Mundo

Los octavos de final siguen siendo el dolor de cabeza del Tri
Los octavos de final siguen siendo el dolor de cabeza del Tri (Mexsport)

Ciudad de México

México terminó su historia en Brasil 2014 con la derrota obtenida hoy ante los 'Tulipanes', con ello, consumó su sexto revés consecutivo en estas instancias desde la derrota ante Bulgaria en el Mundial de Estados Unidos 1994.

Bulgaria, Alemania, Estados Unidos y Argentina en doble ocasión, fueron los verdugos del Tri antes del tropiezo de Miguel Herrera y sus hombres frente a Holanda.

Aquí un recuento de las tres eliminaciones más dolorosas que siguen evitando al Tri jugar el ansiado quinto partido.

TAN CERCA Y TAN LEJOS

México y Alemania se enfrascaron en un duelo a muerte en el marco de los octavos de final celebrados en la Copa del Mundo de Francia 98.

Un Tri casi perfecto en fase de grupos, que acabó invicto librando rivales como Holanda y Bélgica; puso a soñar a millones de mexicanos con el tanto de Luis Hernández en los minutos iniciales del segundo tiempo de aquel duelo celebrado en La Mosson de Montpellier, sin embargo a 15 minutos del final, cuando muchos veían los cuartos de final de cerca, Jürgen Klinsmann y Oliver Bierhoff a cinco minutos del final, pusieron las cosas en orden para los teutones.

HUMILIATION

Humillación, esa es la palabra perfecta para definir la derrota de México frente a Estados Unidos en la justa mundialista de Corea-Japón 2002.

Un Tri que llegaba superlíder del grupo G por encima de Italia, Croacia y Ecuador, enfrentaba a un rival "a modo" para acceder a cuartos de final seis años después, Estados Unidos.

Javier Aguirre y sus hombres no pudieron realizar nada de lo demostrado durante la fase de grupos y terminaron regalando el juego ante una escuadra norteamericana que encontró dos goles en los botines de Brian McBride y Landon Donovan, suficientes para enviar a los nuestros de vuelta a casa.

Este juego fue el renacimiento de una rivalidad entre mexicanos y estadunidenses que al día de hoy se mantiene en área de CONCACAF.

CHE GOLAZO

Se festejaban los octavos de final del Mundial de Alemania 2006, México y Argentina se enfrentaban en un duelo que prometía mucho y que a la postre cumplió.

Sin embargo el gol de Rafael Márquez que adelantó a la escuadra dirigida por Ricardo La Volpe duró muy poco en el marcador, pues con 10 minutos corridos, Jared Borgetti empujó el esférico en su propio marco estableciendo la paridad en el luminoso.

Con lo cerrado de un duelo que tuvo que definirse en tiempos extras, tenía que llegar un golazo de la talla de Maxi Rodríguez para sentenciar la eliminatoria a favor de la albiceleste, imposible olvidar la forma en cómo el argentino bajó el balón con el pecho en los límites de área mexicana y antes de que el esférico tocara el suelo, lo prendió de un zapatazo para que éste se incrustara en el ángulo del marco defendido por Oswaldo Sánchez.