Te convocan a un Mundial; una lesión te baja del Mundial

El caso de Juan Carlos Medina no es el único de un jugador que ve truncado su sueño de ir a una Copa del Mundo por una dolencia

Djibril Cissé, tras su lesión en 2006
Djibril Cissé, tras su lesión en 2006 (Archivo / Reuters)

Ciudad de México

¿Suerte, destino? Cual quiera que sea la respuesta, perder la oportunidad de jugar una Copa del Mundo a días de su inicio debe ser una experiencia que nadie quiere experimentar; en este tenor, existen algunos casos de aquellos a quienes una lesión, bajo circunstancias increíbles, los bajó del tren cuando ya saboreaban la contienda.

Hoy, Juan Carlos Medina, del América, quedó relegado de Brasil 2014 con México por un pinzamiento anterolateral del tobillo derecho, y su lugar lo tomó Miguel Ponce, de Toluca, a 23 días de la fiesta.

SE PARTIÓ EL SUEÑO DE SUÁREZ

Un 2 de abril de 2002, Claudio Suárez quedó fuera de la convocatoria de México para el Mundial de Corea-Japón; el defensa, que en aquél entonces contaba con 33 años, en un entrenamiento en Denver, pisó el balón y se fracturó el tercio medio del peroné derecho.

AROMA DE LA DESGRACIA

Escena tricómica: Un baño + una botella de colonia + un portero = Santiago Cañizares fuera de Japón-Corea 2002. El meta del Valencia, según se difundió, durante la concentración de España, se cortó un tendón del pie derecho. A la postre, el joven Iker Casillas tomó su lugar para la titularidad de la competencia.

LA SOMBRA DE LAS LESIONES ACOMPAÑA A THEO

Theo Walcott, a los 17 años, vivió un Mundial, el de 2006: sueño de adultos que un niño consumó; sin embargo, una lesión lo bajó sorpresivamente de Sudáfrica 2010... y no, él no sufrió la molestia.

Fabio Capello, técnico de Inglaterra para el proceso de Alemania, lo borró de la lista final, donde sí incluyó a Gareth Barry, quien en ese momento era duda por un golpe en el tobillo.

Cuatro años después, para Brasil 2014, una lesión lo marginó de la contienda por una rotura del ligamento anterior cruzado de su rodilla izquierda.

AMISTOSO CON MALA PINTA

Junio de 2006 y Djibril Cissé sufrió, a poco menos de diez días para el inicio del Mundial teutón, rotura de tibia y peroné de la pierna derecha, durante un duelo de preparación contra China.

El francés, en estampa dramática que le dio la vuelta al planeta, se tomó la extremidad con un rictus de dolor inolvidable. Se esfumó la Copa.