Löw le pide a 'Chiquimarco' que no sea permisivo

"Espero que el referí controle las cosas" en el choque del martes, declaró Löw en la conferencia de prensa previa al partido

Joachim Low, entrenador de la selección alemana
Joachim Low, entrenador de la selección alemana (AP)

BELO HORIZONTE, Brasil

El director técnico de Alemania, Joachim Löw, pidió al árbitro mexicano Marco Rodríguez que tenga mano dura con las infracciones durante el partido de semifinal ante Brasil, ante las acciones violentas que se han visto en el Mundial, muchas de jugadores brasileños.

"Espero que el árbitro controle las cosas", dijo Löw previo al partido de este martes.

"En los últimos partidos vi roces físicos que se pasan de la raya. Se trata de frenar al rival por cualquier medio. Hay que poner fin a las faltas brutales, porque si no, no veremos más jugadores como Messi o Neymar, sino jugadores que salen a destruir", advirtió.

El estratega alemán dijo haber visto partidos "en los que se rebasaron los límites de lo tolerable" y señaló particularmente el de Brasil y Colombia en los cuartos de final.

"Fue una guerra campal con numerosas faltas de ambos bandos, no solo esa de Neymar. El tiempo real de juego fue de 39 minutos porque hubo demasiadas interrupciones. Eso no le va a agradar al aficionado", afirmó.

Destacó que "el árbitro tiene que proteger al jugador. Es su deber defender al delantero".

El técnico alemán opinó que la presión de ser local puede hacer que los jugadores locales pongan más ímpetu.

"Brasil desatará toda su pasión, eso está claro. Se vio en los partidos previos. Ante tanta presión los jugadores (alemanes) tendrán que concentrarse y hacer su trabajo", señaló.

Marco Rodríguez fue designado por la FIFA para pitar en el duelo de semifinal entre Brasil y Alemania, pese a que no vio el mordisco de Luis Suárez al italiano Giorgio Chiellini y que expulsó a Claudio Marchisio en el partido ante Uruguay.

"Si no lo vio, no lo vio. Esas cosas pasan en los partidos. Para eso están los asistentes", dijo Löw.

Destacó asimismo que "ésta es la tercera Copa Mundial de Rodríguez. Tiene experiencia a nivel de Copa Mundial. Fue una buena elección", agregó.

En el Mundial de 2006, Rodríguez dirigió los partidos Inglaterra-Paraguay y Costa de Marfil-Serbia y Montenegro, en el que expulsó a Cyril Domoraud y Albert Nad. Cuatro años después dirigió Australia-Alemania, choque en el que mostró la tarjeta roja directa al delantero australiano Tim Cahill. Y en el duelo entre Chile y España de ese mismo Mundial echó al chileno Marco Estrada.