Aficionado elabora réplicas de Copa del Mundo

Un mecánico en Brasil ha elaborado réplicas de la Copa del Mundo desde 1994 luego de que su país ganara este trofeo en Estados Unidos

RÍO DE JANEIRO, Brasil

En medio del frenesí que reina en Brasil ante la Copa Mundial que comienza el 12 de junio, el mecánico Jarbas Meneghini hace negocio construyendo réplicas del preciado trofeo.

Meneghini, de 46 años, decidió empezar a hacer réplicas cuando vio a Dunga levantar la Copa Mundial luego de que Brasil ganó el trofeo en 1994. Dos años después comenzó a venderlas y sigue en eso, produciendo réplicas que vende por el equivalente a entre 11 y 23 dólares, dependiendo del tamaño.

La mayoría de las ventas la hace por teléfono o a través de su cuenta de Facebook. A veces hace las entregas cuando se juegan partidos en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.

Meneghini no sabe cuántas réplicas vendió, aunque admite que últimamente el negocio no anduvo demasiado bien. Dice que usó parte de las ganancias para arreglar su calle, así se ve bien durante el Mundial.

Otro de los beneficios, indicó, fue que las réplicas le permitieron conocer al técnico de la selección Felipe Scolari y a varios jugadores.

Su posesión más preciada es una de sus réplicas firmadas por Neymar. Esa no la piensa vender.