Guillermo Ochoa, con camino recorrido

En la carrera por ganar la titularidad de Tri, Memo aventaja a Jesús Corona; Adolfo Ríos con quien compartió vestidor, resalta las cualidades del ex americanista

Guillermo Ochoa, portero de la Selección Mexicana
Guillermo Ochoa, portero de la Selección Mexicana (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Luego de vestir los colores de la selección mayor por 9 años (debutó en el 2005), Guillermo Ochoa Magaña jugará este viernes sus primeros minutos como arquero titular de México en el máximo escenario futbolístico: una Copa del Mundo. En vísperas de cumplir 29 primaveras, y con el bagaje que ha ganado tras militar por tres campañas en Europa, en Francia, el hasta hace unas semanas arquero del Ajaccio, es el elegido por Miguel Herrera para fungir como cancerbero del Tri en Brasil 2014.

El primer llamado de Guillermo se dio por una lesión de Oswaldo Sánchez, y con 20 años en sus guantes, debutó con la selección mayor el 14 de diciembre del 2005, ante Hungría; desde entonces, el camino de Memo ha sido constante con el Tri. Ricardo La Volpe lo llevó al Mundial de Alemania 2006, como tercer portero; Hugo Sánchez lo alternó con Oswaldo en la Copa América un año después, y aunque con Javier Aguirre presenció Sudáfrica 2010 desde el banquillo de suplentes, pues perdió la titularidad ante Óscar Pérez en los últimos encuentros previos a la justa, el futbol le dará su primera oportunidad estelar en un Mundial.

Ochoa Magaña integró las plantillas nacionales de diversos torneos además de los mencionados. Memo acudió a los Juegos Olímpicos de Atenas en el 2004, a la Copa de Oro del 2007 y del 2009, además de la Copa Confederaciones del 2013, en esta última, pese a que disputó el último encuentro de la fase de grupos, ante Japón, Guillermo fue el segundo arquero, detrás de Jesús Corona, con quien ha mantenido una competencia constante a lo largo de sus paralelas trayectorias.

Titulo a su favor

En la final del Torneo Clausura 2005, América y Estudiantes Tecos definieron al campeón del balompié nacional, en un cotejo que terminó en goleada por marcador de 7-4 a favor de los azulcremas, pero el destino cruzó, a manera de preludio a dos arqueros jóvenes que representaban el futuro de la portería nacional. Guillermo Ochoa atajaba con las Águilas, mientras que Jesús Corona lo hacía para el cuadro de Guadalajara; aunque el duelo lo ganó el equipo del Estadio Azteca, el partido marcó la pauta de lo que les depararían los años venideros: una competencia reñida por un puesto titular. Hoy, parece que como aquella noche de mayo, Memo ha acortado distancias y ganado el enfrentamiento ante un seguro y solvente José de Jesús.

Aprueba titularidad

Adolfo Ríos, viejo conocido de Ochoa, con quien compartió vestidor en el ocaso de su carrera y a quien le entregó la titularidad del América tras el retiro, consideró que el momento actual de la portería nacional solo le corresponde al guardameta de extracción azulcrema. Ríos García, también ex seleccionado nacional, expresó que la experiencia obtenida por Ochoa en el Viejo Continente, lo coloca un peldaño arriba del de Jesús Corona, que no ha abandonado la Liga MX.

“La situación que vive Memo está muy cerca de convertirlo en el titular del Mundial; para mí, con la experiencia que ha adquirido en Europa, estoy seguro que la titularidad en Brasil tendría que ser de él. Hay que mencionar que la jerarquía de Jesús Corona no está en juego, pero lo que ha aprendido Guillermo no está duda y le puede rendir frutos para este Mundial. Me parece que todo el bagaje que ha ganado en Europa, es su principal argumento para que la titularidad sea suya en Brasil”.

Conocedor de las críticas, pues se desempeñó como arquero por 19 años, Adolfo Ríos comentó que los comentarios negativos hacia el trabajo de Ochoa Magaña solo se quedan en opiniones y dijo que por el bien de la selección, Francisco Guillermo tendría que ser el cancerbero que inicie ante Camerún: “Se trata de pensar en lo mejor para México, y Ochoa está un peldaño arriba de Chuy”.