El análisis del Alemania-Estados Unidos

Ni siquiera las modificaciones tácticas que realizó Jurgen Klinsmann pudieron evitar la derrota de la escuadra norteamericana a manos de los alemanes

Gol de Alemania.
Gol de Alemania. (AP)

RECIFE, Brasil

En una tarde muy lluviosa en la ciudad de Recife, la selección de Alemania le ganó a los Estados Unidos un gol a cero con tanto marcado por Thomas Müeller, que llegó a 9 goles en mundiales a sus 24 años de edad. Alemania avanza la siguiente ronda con 7 puntos, primero de grupo y Estados Unidos con 4 puntos como segundo. Tres de los cuatro equipos de Concacaf que vinieron al Mundial, avanzaron a la siguiente ronda.

Primer Tiempo

Los alemanes, fieles a su estilo, volvieron a utilizar el 4-5-1. Con relación al anterior partido, el único cambio fue el de Podolski por Khedira. Lucas fue habilitado en la posición que mejor domina, interior izquierdo. Sin embargo, pasó desapercibido en la cancha. Alemania ganó mucho en el medio campo con los dos guardaespaldas que le pusieron a Philip Lahm, por un lado, Schweinsteiger y, por el otro, Toni Kroos. Ambos son recuperadores de balón y tienen muy buena técnica en el golpeo de la pelota.

Estados Unidos arrancó con un 4-4-1-1 que no le sirvió de mucho ya que pasados los 15 minutos de acción, Klinsman cambió el parado a 4-5-1, igual que los alemanes. Ahí fue en donde el partido se trabó en la media cancha, no hubo llegadas a gol notables. Sólo había intentos pero con el mismo esquema, los dos equipos se contrarrestaban. El primer tiempo se fue sin pena ni gloria. Dempsey no tuvo ninguna clara de gol y Müller fue muy bien marcado por Gonzaléz y Besler. El mejor jugador del primer tiempo fue Micheal Bradley, quien tocaba, armaba y construía los ataques americanos y colaboraba en la parte defensiva. Todo un crack.

Segundo tiempo

En la segunda parte, Alemania mandó en relevo al campo a Klose, como centró delantero. Müller ocupó la posición de Ozil por izquierda y el volante del Arsenal se cambió de costado derecho para ocupar el puesto del remplazado Podolski. Y al minuto de arrancado la segunda mitad, Klose tuvo un remate de cabeza que mandó por encima del arco de Howard.

Ozil y Müller, a los cinco minutos, se intercambiaron de nueva cuenta posiciones y eso fue lo que le dio la ventaja a los alemanes. Se veía que el DT alemán intentaba por todas partes. Mientras que Klinsman seguía igual. Cediendo la iniciativa al rival y permitiéndole que tiraran centros para Klose que no podía rematar a placer.

Estados Unidos preparaba un contragolpe, Bradley era el encargado de robar y buscar largo a Dempsey. A eso apostaban. Pero no les resultó. De nueva cuenta, vino un cabezazo que Howard atajó de excelente forma, pero Müller aprovecho el rechazo y marcó su noveno gol en copas del mundo con un tiro a media distancia, imposible para el arquero norteamericano.

Nada cambió después, los alemanes apretaban y atacaban, los Estados Unidos se defendían y seguían buscando la contra, pero pasaban los minutos y no podían llegar al arco de Neuer. Les costaba mucho trasladar la pelota ante una Alemania muy sólida. Al final; Estados Unidos tuvo dos claras con Bedoya y Dempsey, pero no corrieron con fortuna. Alemania avanza como primero y Estados Unidos como segundo de este grupo.