España despide una época gloriosa con victoria ante Australia

Los campeones de Sudáfrica no avanzaron a los octavos de final del Mundial de Brasil 2014 

Torres y Mata se felicitan
Torres y Mata se felicitan (Reuters )

CURITIBA, Brasil

España, eliminada desde la segunda fecha de Brasil-2014, despidió la época más gloriosa de su historia con una victoria ante Australia (3-0), el lunes en Curitiba, que sirvió para decir adiós a una generación dorada, con goles de David Villa, Fernando Torres y Juan Mata.

Villa, que consolidó su liderato como máximo goleador de la historia de la selección española, con su tanto 59, se despidió de la mejor manera de la Roja, en su partido internacional 97, que era también el de su debut en el Mundial de Brasil.

Con su noveno gol en Mundiales, tras haber marcado tres en Alemania-2006 y cinco en Sudáfrica-2010, se convirtió en el cuarto jugador español en marcar en tres ediciones del torneo, después de Julio Salinas, Fernando Hierro y Raúl González.

El primer tanto llegó en el minuto 36 cuando Andrés Iniesta, en su 100 partido como internacional, lanzó un centro largo a la izquierda a Juanfran Torres, quien metió el balón en el área para que Villa rematara de tacón con la pierna derecha.

España aumentó la cuenta en el minuto 69 cuando de nuevo Iniesta, que se lució en su centenario como internacional, puso un pase adelantado dentro del área a Torres, que batió al portero australiano con un disparo cruzado.

Juan Mata, que había sustituido a Villa, anotó el tercero en el 82 tras recibir un centro desde la izquierda de Cesc Fábregas y batir al portero Maty Ryan por debajo de las piernas.

La Roja había perdido los dos primeros duelos del Grupo B con Holanda (5-1) y Chile (2-0), por lo que pudo evitar la peor actuación de su historia ganando a los Socceroos.

España había sido eliminada en la primera fase también en cuatro Mundiales anteriores, pero siempre había logrado ganar un partido, algo que consiguió también en Brasil-2014, en un partido en que el seleccionador español, Vicente del Bosque, dejó en el banquillo a varios de sus jugadores importantes.

De este modo, Xavi Hernández e Iker Casillas, que probablemente dejarán la Roja tras Brasil-2014, se despidieron desde el banquillo.

Además de Xavi y Casillas, faltaron otros titulares, como César Azpilicueta, Sergio Busquets, Gerard Piqué, David Silva o Diego Costa, por lo que Del Bosque puso a debutantes en este Mundial como el portero Pepe Reina, Juanfran Torres, Raúl Albiol, David Villa, y menos habituales como Santi Cazorla.

Del Bosque quiso agradecer a Reina los servicios prestados, en un tecer Mundial, sin haber disputado antes ningún minuto.

En el centro del campo mantuvo a dos de sus titulares, Xabi Alonso y Andrés Iniesta, para que éste pudiera celebrar en el Mundial su partido número 100 en la selección española.

Juan Mata también pudo debutar en el Mundial, al entrar en el segundo tiempo, en el minuto 57, en sustitución de Villa, por lo que de los 23 solo el tercer portero, David de Gea, se quedó sin jugar, debido a una lesión muscular.

España parecía un poco nerviosa al principio del partido, pero empezó a crear peligro por la banda izquierda con las internadas de Andrés Iniesta y David Villa.

De este modo, en el minuto 20, Jordi Alba tuvo un remate en buena posición que no acabó en gol y en el 34 David Villa lanzó un centro raso que se paseó cerca de la línea, pero no llegaron Koke Resurrección y Fernando Torres.

Pero Villa vería compensados sus esfuerzos en el minuto 36, con el gol de tacón.

En el segundo tiempo, España bajó el ritmo y Australia llegó con más peligro, pero España se rehizo al final marcando dos nuevo tantos. La Roja había esperado al tercer partido para desperezarse y pudo despedirse con honor.