Argentina romperá la sequía

Para el ex portero de la albiceleste y campeón del Mundo en 1986, Nery Pumpido, el cuadro de Alejandro Sabella conseguirá su tercer título del certamen en la cancha histórica del Maracaná; confía en el talento de Lionel Messi y compañía

Nery Pumpido fue portero de Argentina en el Mundial de México 1986
Nery Pumpido fue portero de Argentina en el Mundial de México 1986 (Mexsport)

Monterrey, NL

Hace 28 años levantaba junto a Diego Armando Maradona el trofeo de campeón del mundo en México 1986, ese día fue el último que Argentina festejó en un Mundial. A la distancia del recuerdo, y la nostalgia de lo conseguido, Nery Pumpido, ex arquero de la albiceleste, confía que el domingo se rompa por fin con esta sequía.

El también ex entrenador de los Tigres ha contestado aproximadamente 50 llamadas para entrevistas en las últimas 24 horas, ya fue a dos programas de televisión, algo que lo tiene complacido, pues sabe que se está más cerca que nunca de otro título, como en el que fue protagonista.

"La verdad que me siento bien, uno que ha jugado una final de Copa del Mundo, la ha revivido en la memoria en estos días, con la confianza de poder ser campeones otra vez y romper esta sequía. En las últimas horas hemos recordado todo lo vivido en México 86' con las entrevistas en radio, prensa y televisión. ¡Han sido un montón!", expresa desde Argentina vía telefónica.

¿Qué significa que esto pueda pasar y que no sean más ustedes los últimos campeones?

"Sería muy bueno que Argentina demuestre que puede volver a ser campeón del mundo, lo que he visto es que no es fácil lograrlo, han pasado 28 años, de esa época se hablaba que podíamos ganar más títulos y no es fácil. Cambiaron muchas generaciones de jugadores y a Argentina siempre le ha costado, hacía 24 años que no se alcanzaba una semifinal y una Final, así que son procesos que hay que trabajar durante mucho tiempo para poder llegar a estas instancias más seguido", señaló el arquero titular de aquella selección del 86'.

Y es que a lo largo de todo este tiempo aquel grupo de Maradona, Ruggeri, Enrique, Alfaro, Valdano, Burruchaga, han sido elevados a la categoría de ídolos por ser los últimos héroes que le dieron al pueblo argentino una alegría en el futbol a nivel de selecciones.

¿Cómo ha visto a esta selección de Argentina en Brasil?

"Ha sido una Argentina que ha ido de menor a mayor, ha cambiado el sistema de juego con Bélgica y Holanda, y lo bueno es que le tocó un Mundial con un camino bastante favorable", admitió.

La gran Final de esta Copa del Mundo será este domingo 13 de julio en punto de las 14:00, tiempo de México, en la cancha del mítico Estadio Maracaná, ante un rival que ha sido el mejor a lo largo del torneo para Pumpido.

"Alemania tiene un gran equipo, lo demostró en contra de Brasil, aunque el resultado que se dio creo que se da una vez en mil entre dos selecciones de ese nivel. Hay que tener mucho cuidado, es una gran selección que viene jugando junta hace mucho tiempo, que de entrada tal vez sea favorita, pero lo que tiene Argentina es que cuenta con jugadores de un carácter muy especial para sacar adelante este reto", recalcó.

Pumpido es justo y crítico, hace un énfasis especial en un elemento de la albiceleste, y no es quien porta la playera número 10, sino en Javier Mascherano, quien frente a Holanda se convirtió en el mejor de la cancha, más allá de que los reflectores apuntaran a Lionel Messi.

"Lo de Mascherano es impresionante, para mí tiene que ser elegido como el mejor jugador del Mundial porque tiene un temple extraordinario, yo digo muchas veces que hay que grabar lo que hace Javier. Hay que utilizarlo para enseñarlo al resto de los jugadores y que traten de imitarlo tanto en el carácter, el juego, la entrega, porque así es como hay que jugar este tipo de partidos", puntualizó convencido de que se le puede derrotar a la Mannschaft.

¿Qué tiene que hacer Argentina para alzar el trofeo de campeón una vez más?

"Primero tiene que hacer un planteamiento parecido al que hizo con Holanda, porque Argentina también tiene que ser inteligente, saber que ha jugado alargue, fue a penales y esto desgasta mucho. Van a llegar más desgastados que Alemania, así que tendrá que salir a esperarlos, achicar los espacios de mitad de campo hacia atrás y tratar de salir de contragolpe", declaró haciendo un análisis de lo que puede ser el trámite del encuentro.

No hay duda, 90 minutos separan a este grupo de 23 argentinos de la gloria eterna, de inscribir sus nombres en la historia del futbol mundial y tomar la estafeta de aquellos que hace 28 años lo lograron en el Estadio Azteca.