Detienen a dos mexicanos en Brasil

Los mexicanos causaron disturbios en Fortaleza razón por la que fueron detenidos por las autoridades 

Las aficiones de Brasil y México en el estadio de Fortaleza.
Las aficiones de Brasil y México en el estadio de Fortaleza. (Reuters)

FORTALEZA, Brasil

Los problemas de algunos aficionados mexicanos en Brasil no terminan. Hoy dos fueron condenados por un juez en Fortaleza, luego de causar disturbios en el Estadio Castelao, durante el partido entre México y Brasil, de acuerdo a una nota publicada esta tarde por el portal globoesporte.com.

Los fanáticos fueron identificados como Emilio Arroyo García y Diego Alberto Hernández Vázquez, quienes se enfrascaron en una pelea con miembros de seguridad del estadio y tuvieron que ser remitidos a los separaos.

La juez titular del Juzgado del Aficionado y Grandes Eventos de la comunidad de Fortaleza, María José Bentes Pinto, condenó a los aficionados mexicanos a pagar tres salarios mínimos por sus delitos.

El salario mínimo en Brasil es el equivalente a 306 dólares y se toma por mes, no diario como se acostumbra en México, por lo que tuvieron que pagar un promedio de 12 mil pesos cada uno de multa.

Según la denuncia, el problema se suscitó porque ocuparon lugares diferentes a los asignados en sus boletos y se negaron a ser reubicados.

"Riéndose, el mexicano dijo que no se iba a retirar y, a continuación, tiró un vaso de cerveza en la cara del oficial, después trató de intervenir otro policía, pero el hombre se fue al ataque.

"En este momento, Emilio Arroyo apareció y trató de impedir que Diego fuera conducido a la comisaría de policía. Ambos fueron detenidos y conducidos a la delegación, pero al llegar al lugar, Emilio también verbalmente puñaladas al delegado", se informó en el parte policiaco.

Tanto Arroyo como Hernández aceptaron pagar la multa establecida, por lo que fueron dejados en libertad una vez que presentaron la ficha de depósito al magistrado.