La segunda peor goleada en semis de un Mundial

El 7-1 de Alemania frente a Brasil, curiosamente, no es la mayor paliza que se ha registrado en la historia de los Mundiales en un partido de antesala a la final

Los jugadores de Brasil rompieron en llanto al término del partido.
Los jugadores de Brasil rompieron en llanto al término del partido. (Reuters)

Belo Horizonte, Brasil

El gol de Oscar al minuto 90, en el Alemania-Brasil, impidió que el 7-1 aplicado por los germanos a los brasileños fuera la peor goleada en la historia de los Mundiales en una fase semifinal o encuentro definitorio para una final.

La peor goliza en un Mundial en estas instancias se remite a 1950, cuando Brasil fue anfitrión del Mundial y no tuvo piedad de la selección sueca, a la cual despachó en la fase final 7-0. En ese entonces, el formato de la competencia no contemplaba partidos semifinales, pero si una fase final a grupos.

Sesenta y cuatro años después, y otra vez fungiendo como local, Brasil sufrió ser el otro lado de la moneda, el del humillado, al caer 7-1 frente a los alemanes en el estadio Mineirao, en Belo Horizonte. En lo que pasó a la historia como la segunda peor goleada en un Mundial.

Hasta antes de este par de goleadas, en las que Brasil fue protagonista de uno y otro lado, las palizas más escandalosas en una semifinal se remitían a Uruguay 1930, cuando la escuadra local derrotó 6-1 a Yugoslavia, mismo marcador con el que Argentina despachó a los Estados Unidos.

En el Mundial de Argentina 1978, la albiceleste derrotó 6-0 a Perú en fase final y, en 1950, Brasil goleó a España 6-1, mismo marcador con el que Alemania derrotó a Austria en Suecia 1954.

En Francia 1938, Hungría derrotó 5-1 a Suecia en la semifinal y 20 años después, en el Mundial de Suecia, Brasil le pegó 5-2 a Francia.