Brasil 2014, sus estrellas, derrotas, sorpresas y mordidas

El Mundial finalizó su primera fase tras dos semanas en las que se han vivido desde la agradable sorpresa costarricense al mordisco de Suárez pasando por la eliminación de campeones del mundo europeos.

Río de Janeiro

El Mundial de Brasil, que comenzó el pasado 12 de junio, finalizó su primera fase tras dos semanas en las que se han vivido desde la agradable sorpresa costarricense al mordisco de Suárez pasando por la eliminación de campeones del mundo europeos.

Estos son algunos de los principales hitos de la fase de grupos del Mundial, que comenzó el 12 de junio:

- Un mordisco echa a Suárez del Mundial

Luis Suárez, la estrella de Uruguay, protagonizó la polémica de la primera fase por su mordisco a Giorgio Chiellini en la victoria 1-0 sobre Italia, que dio a la Celeste el billete para octavos.

La FIFA castigó al astro del Liverpool con una suspensión de nueve partidos oficiales y apartado cuatro meses de cualquier actividad futbolística. La sanción supuso automáticamente su adiós al Mundial.

Suárez, que en mayo fue operado de meniscos en la rodilla izquierda, había protagonizado una espectacular recuperación contrarreloj. Se perdió el primer partido ante Costa Rica (derrota 3-1), pero reapareció en el segundo, con un 'doblete' a Inglaterra (2-1), que lo convirtió en héroe.

Hasta que el mordisco a Chiellini le despojó de sus laureles.

- México, a romper su maldición con El Piojo

México ha recuperado en este Mundial el orgullo perdido. Llegó a Brasil discretamente por su desastrosa clasificación por Concacaf, pero su perfil está al alza con el empate contra la Canarinha y las victorias sobre Camerún y Croacia.

Ahora es uno de los equipos más populares del Mundial por su futbol atrevido y sobre todo por su explosivo entrenador, Miguel 'Piojo' Herrera.

Sus frenéticas celebraciones de gol, en las que termina hasta rodando por el césped, han sido la sensación de las redes sociales y quedarán como una de las estampas de Brasil-2014.

En el terreno de juego han brillado Guillermo Ochoa, un arquero sin equipo que frustró a Neymar; y el defensa y eterno capitán Rafael Márquez, que logró anotar en un tercer Mundial.

México enfrenta ahora a la poderosa Holanda y a su propio destino: los octavos han sido la barrera infranqueable del Tri en los cinco últimos Mundiales.

- Costa Rica, la gran revelación

A Costa Rica se la daba por muerta desde el sorteo del Mundial. Sus tres históricos rivales no debían permitir ni la ilusión de los aficionados.

Pero la Sele saltó al campo sin ningún complejo y derrotó a Uruguay (3-1). En el segundo choque, Italia ya estaba avisada pero tampoco fue capaz de resistir a los ticos (1-0).

Contra Inglaterra, pensando ya en los octavos de final, Costa Rica concedió su primer empate sin goles. De la mano del obsesivo Jorge Luis Pinto y aprovechando las altas temperaturas, los ticos han asfixiado a los rivales con un futbol intenso y con personalidad.

Es una selección sin estrellas pero con jugadores llamados a un mayor protagonismo en la escena futbolística como el arquero Keylor Navas y el joven delantero Joel Campbell.

Su rival en octavos será Grecia y la recompensa es pasar a la historia como la mejor selección de Costa Rica de siempre.

- Chile, la otra sorpresa

La selección chilena se convirtió en una de las sorpresas del Mundial de Brasil gracias a un juego de dominio sobre su rival que la metió en la historia tras eliminar a la campeona España.

Un indiscutible 2-0 en el mítico Maracaná confirmó la hazaña que había logrado la gran generación de futbolistas a la cabeza de Alexis Sánchez, Arturo Vidal y Gary Medel.

Con un primer triunfo ante Australia 2-0 en el debut en el Arena Pantanal de Cuiabá, Chile se clasificó a octavos del Mundial por cuarta vez como segunda del grupo B.

Pero el traspié llegó en el último juego del grupo perdiendo 2-0 ante Holanda en el Arena Da Corinthians de Sao Paulo, resultado que la condenó a jugar con Brasil el favorito de todos.

Para confirmar su gran momento, la selección chilena promete una nueva sorpresa ante la 'Canarinha'.

- Argentina sueña aferrada a Messi

Considerada una de las favoritas al título, Argentina no mostró su mejor futbol pero terminó ganando sin problemas los tres partidos en un muy acccesible Grupo F de la mano de su estrella Lionel Messi, autor de cuatro goles en tres partidos y uno de los máximos goleadores hasta el momento de Brasil-2014, junto al brasileño Neymar y al alemán Thomas Müller.

A pesar de haber sumado los nueve puntos posibles, la Albiceleste se impuso siempre por la mínima diferencia (2-1 a Bosnia, 1-0 a Irán y 3-2 Nigeria), e incluso tuvo que esperar un milagroso tanto de Messi en el descuento frente a los persas, los teóricamente más débiles de la llave.

Además de sus permanentes dudas en defensa, Argentina se lleva a los octavos de final frente a un Suiza una importante baja, el delantero Sergio Agüero, que sufrió un problema muscular contra Nigeria y quedó en duda para el resto del Mundial.

Pero el estado de forma del cuatro veces Balón de Oro (2009-2012) permite soñar a la Albiceleste. Si en los dos primeros partidos se mostró gris pero decisivo, en la tercera jornada se entonó y firmó una mejor actuación. Hizo un doblete e incluso 'permitió' que el seleccionador Alejandro Sabella le diera descanso la última media hora.

- Neymar empuja a Brasil a octavos

Hay Neymardependencia? Sí... Menos mal que le tocó a Brasil. Si Neymar está bien, Brasil está bien porque es el 'garoto' el que se echa el equipo encima y con su insolente técnica consigue hacer la mayoría de los goles que llevaron a Brasil a la clasifcación.

Pero no es infalible. Cuando lo marcas bien y lo neutralizas el equipo se viene abajo, como México (0-0), que sin embargo no supo hacerle los goles...

Con Croacia (3-1) sudaron en el debut en Maracaná; a Camerún lo golearon (4-1) mostrando una mayor autoridad.

Chile es el próximo rival y Neymar está en la mira. El joven atacante ha dicho que levantar el trofeo es un sueño... ¿Podrá? Solo si cuenta con los otros 10.

- Colombia, 24 años después

Colombia con un puntaje perfecto de 9 puntos se instaló en los octavos de final por segunda ocasión en cinco participaciones mundialistas, 24 años después de Estados Unidos-1994.

El combinado dirigido por el argentino José Pekerman venció a Grecia (3-0), Costa de Marfil (2-1) y Japón (4-1), terminando primero del Grupo C en el que arrancó como cabeza de serie.

El 'Principito' James Rodríguez (AS Mónaco) es ahora el máximo artillero colombiano en Copas Mundiales con tres goles -uno en cada partido.

En la primera fase, Colombia mostró un futbol ofensivo y equilibrado en sus líneas, y su accionar no se vio resentido por la ausencia de la lesionada estrella Radamel Falcao García.

Capítulo aparte para Faryd Mondragón, quien se convirtió en Brasil-2014 en el futbolista de más edad en disputar una Copa Mundial.

Con 43 primaveras cumplidas el pasado sábado, el guardameta quebró el récord que poseía el camerunés Roger Milla, quien con 42 años, un mes y ocho días jugó su último partido mundialista el 28 de junio de 1994 en la cita de Estados Unidos.

- Klose iguala a Ronaldo y puede superarlo

El alemán Miroslav Klose igualó el récord del brasileño Ronaldo al anotar su decimoquinto gol en Mundiales, con un tanto en el segundo partido de su selección en la primera fase contra Ghana (2-2). Entró en el campo en el minuto 69 y en el 71 había logrado su objetivo personal en Brasil-2014, que supuso el empate definitivo ante los africanos.

El goleador germano, de 36 años, que disputa su cuarto Mundial, puede superar la marca del brasileño si consigue algún otro tanto en la segunda fase del torneo.

Aunque Klose lograra marcar algún tanto más, Ronaldo piensa que otro alemán, Thomas Müller, de apenas 24 años, que marcó cinco en Sudáfrica-2010 y lleva cuatro en Brasil-2014, se hará en el futuro con el récord.

"Estoy convencido de que Thomas Müller podrá ser pronto el único mejor goleador en Copas del Mundo. Sé que mi récord no es eterno", dijo el Fenómeno, de 37 años.

- Se acabó el ciclo de España

España, actual campeona del mundo, y uno de los grandes favoritos para hacerse con el título en Brasil-2014, quedó eliminada tras solo dos partidos, como consecuencia de sus derrotas ante Holanda (5-1) y Chile (2-0). Como consuelo, pudo salvar el honor ganando a Australia (3-0), en un partido con nada en juego entre dos selecciones que quedaron fuera de octavos.

Después de una época triunfal, con los títulos en las Eurocopas de 2008 y 2012 y el Mundial de 2010, la caída fue inesperada por prematura. España puso punto final a un ciclo, que se traducirá en la probable retirada de la selección de emblemas como Xavi Hernández, Xabi Alonso y David Villa, que aumentó su récord de goles con la selección a 59 con su tanto a Australia, e Iker Casillas.

Una de las incógnitas a resolver es la continuidad o no del técnico Vicente del Bosque.

- Inglaterra, otra decepción y van...

Inglaterra llegó al Mundial con un equipo renovado, con varios jugadores experimentados como Steven Gerrard y Wayne Rooney y una nueva generación de jóvenes que según el seleccionador Roy Hodgson eran la combinación perfecta para desplegar un futbol ofensivo y hacer historia.

Lo cierto es que Inglaterra hace 24 años que no llega a semifinales de un Mundial, desde que logró el cuarto lugar en Italia-1990, y deberá seguir esperando para volver a meterse en la pelea por el título mundial.

Su andadura empezó con una dura derrota contra Italia (2-1). Eso le hizo llegar a su segundo partido -una verdadera 'final'- con la soga al cuello, al igual que la Celeste. Pero Luis Suárez tiró de la soga y con un doblete dejó casi sin aire a los ingleses (2-1), matemáticamente eliminados antes de empatar sin goles ante Costa Rica.

Lo malo es que después de 'morder' a Inglaterra mordió también a un defensa italiano recibiendo una severa sanción que le dejó fuera del Mundial.

- Fracaso asiático

El suizo Joseph Blatter, presidente de la FIFA, ha dicho en más de una ocasión que Asia debería tener algún representante más en el Mundial de los cuatro -y un quinto si vence en una repesca- de los que cuenta en la actualidad.

Los representantes del continente más grande y poblado del mundo volvieron a decepcionar en el Mundial de Brasil-2014 y sus cuatro representantes se marcharon a casa en primera ronda.

Australia, que pertenece a la Confederación Asiática, Japón, Corea del Sur e Irán fueron eliminados en la primera fase, y ninguno dio realmente la talla.

Como prueba basta la cantidad de puntos que consiguieron entre las cuatro selecciones de este continente, que atrae a la FIFA por su inmenso mercado económico y la cantidad de países que tiene, clave a la hora de votar.

Los asiáticos solo consiguieron tres puntos, uno por intermedio de Japón, uno por parte de Corea del Sur y uno por parte de Irán... Muy poco para justificar que Asia reciba más cupos en los Mundiales.