Los enemigos del gol

Conocidos los semifinalistas en Brasil, los arqueros de los 4 sobrevivientes asumen desde ya un rol fundamental en las aspiraciones de sus equipos; Neuer, el más destacado

Julio César, Jasper Cillessen, Manuel Neuer y Sergio Romero
Julio César, Jasper Cillessen, Manuel Neuer y Sergio Romero (Reuters)

Ciudad de México

Desde hace 20 años, a partir del Mundial de Estados Unidos, los campeones del orbe en cada certamen se han coronado recibiendo un promedio menor a los cinco goles por participación. Brasil llegó a la cima futbolística en 1994, recibiendo apenas tres y cuatro en 2002; Francia lo logró en 1998 con dos goles en contra, tal cual lo hicieron Italia en 2006 y España en 2010.

En la antesala de una final más de la fiesta máxima del balompié, la estadística ha aumentado pero mantiene la tendencia de pocos goles en contra del futuro monarca. Argentina, Alemania y Holanda se encuentran igualadas en el tenor defensivo, y apenas registran tres goles en contra; el anfitrión del torneo ha recibido un gol más.

Además de decidirse en el terreno de juego y con el desequilibrio de diversos jugadores, los guardametas disputarán su propio torneo bajo los tres palos y tratarán de colaborar para que sus cuadros nacionales forjen el camino al título. Sergio Romero, Manuel Neuer, Jasper Cillessen y Julio César, los contendientes y responsables de cada marco.

CANCERBERO TEUTÓN

Con 28 años, Manuel Neuer, El Gigante Rubio vive su segunda Copa del Mundo bajo el marco de Alemania. El portero del Bayern Múnich debutó en 2009 con el máximo representativo germano y aunque hace cuatro años se quedó con el tercer sitio de la justa, en Brasil espera superar las semifinales y pelear el título hasta el último minuto, aunque para ello tenga que detener los embates del anfitrión. Es técnico con los pies y va muy bien en balones aéreos.

JOVEN GUARDIAN

Jasper Cillessen, el guardameta de Holanda, y también del Ajax, se ha mostrado seguro en la meta del equipo de Louis van Gaal a lo largo del torneo. Debutó como profesional en 2010 y en apenas cuatro años ya es el titular de su país; heredero del arco de Edwin van der Sar y Maarten Stekelenburg, ningún sobresalto ha tenido en el certamen. Con apenas tres goles recibidos, se ha distinguido por ser un atajador, un portero calculador y que difícilmente llega tarde para detener un ataque rival.

VETERANO CONSAGRADO

Julio César, en la recta final de su carrera, se ganó la confianza de Luiz Felipe Scolari para convertirse en el arquero de Brasil en la Copa del Mundo, y aunque de los cuatro semifinalistas es el portero que más anotaciones ha recibido (4), cuenta con mayor experiencia que cualquiera de sus contendientes al cetro campeón. Pese a que le cuesta dominar el balón con los pies, sigue siendo garantía en la portería, aún y con las críticas que se despertaron previo al inicio del certamen, se ha visto seguro en su arco.

HEREDERO ALBICELESTE

Sergio Romero, guardameta de Argentina, se encuentra en la cúspide de su carrera durante Brasil 2014, así lo ha manifestado el propio jugador desde la concentración de la Albiceleste; el futbolista de 27 años disputa su segundo Mundial y lo hace como premio al esfuerzo, luego de afianzarse en la titularidad del equipo, y después de pasar por todos los procesos de selecciones menores. Está a 90 minutos de llegar a la final de la Copa del Mundo.