El análisis del Brasil-Alemania

La noche más triste para el futbol brasileño fue gestada por Alemania, el equipo más ofensivo del mundo en la actualidad

Thomas Muller, delantero de la selección alemana
Thomas Muller, delantero de la selección alemana (Reuters)

BELO HORIZONTE, Brasil

En una noche trágica para el futbol brasileño, la selección de Alemania goleó 7-1 al Scratch du Oro y avanzó a la gran final del Mundial de Brasil 2014 y, de paso, se convierte en el gran favorito para ganar la Copa del Mundo de Brasil 2014.

El partido fue jugado en Belo Horizonte con un estadio Mineirao asustado al ver la exhibición tan penosa que dio Brasil. Al minuto 29 de la primera parte, Alemania ya goleaba 5 a 0 a los brasileños, el sexto y séptimo llegaron en la segunda parte por conducto de Schuerrle.

Miroslav Klose llegó a 16 goles en mundiales y se convierte en el mejor goleador de la historia de este certamen superando a Ronaldo. Thomas Muller, a sus 24 años de edad, llega a 10 goles en apenas dos copas del mundo jugadas. Marco Antonio Rodríguez, árbitro mexicano, tuvo una labor extraordinaria de 10 puntos.

Primer Tiempo

Felipao pecó de soberbio. Usó solo dos volantes centrales con Luiz Gustavo y Fernandiho, ambos de una actuación penosa para un profesional. El técnico brasileño no le dio importancia al manejo que Alemania tiene por el centro del campo. Felipao regaló la marca por los costados al poner a Bernard, por derecha, y a Hulk, por izquierda, ambos no son buenos defensores y, además, son muy limitados en el ataque.

Al ver la formación de Brasil en el campo con un 4-4-1-1 me dio la sensación que Felipao regalaría el partido y así sucedió. La parte neurálgica de esta Alemania transita en el centro del campo. Es ahí donde Schweinsteiger maneja los hilos como solitario contención. Toni Kross, interior derecho, y Sami Khedira, interior izquierdo. Son tres volantes centrales que abren la cancha, la cierran, tiran triangulaciones, paredes, pases filtrados y recuperan balones de una manera brutal.

Cualquiera que haya visto a Alemania con anterioridad se daría cuenta que esos tres volantes alemanes tenían que ser detenidos poniendo en el centro a Paulinho, Fernandinho y Luiz Gustavo. Pero no fue así. Brasil salió abierto en todas sus líneas. Desde el minuto uno, adelantó líneas y se puso al tu por tu. Lástima para ellos, por que los alemanes los liquidaron en ¡29 minutos!

Cinco fueron los goles anotados en la peor goleada para Brasil en mundiales. Mueller hizo en corner el 1-0. Klose el 2-0 en pared con Mueller. Kroos hizo el 3-0 de zurda. Kroos hizo el 4-0 a pase de Khedira y el jugador del Real Madrid, Khedira, marcó el 5-0 al minuto 29. En 18 minutos, Alemania le hizo cinco goles a Brasil en una semifinal.

Segundo Tiempo

Felipao mandó al campo a Paulinho y Ramirez por Hulk y Fernandinho. Y en menos de 5 minutos tuvieron con Ramires y Oscar dos oportunidades de gol que Neuer atajó perfectamente.

Ahora Brasil si tenía en el campo a tres volantes de recuperación: Paulinho, Luiz Gustavo y Ramires. A los dos minutos, Neuer volvió a atajarle en dos ocasiones a Paulinho dos disparos de manera consecutiva. Alemania preparaba el contra golpe. Los brasileños ya tenían tres volantes centrales y el partido en los primeros 15 minutos fue suyo.

La formación de tres volantes centrales le daría a Brasil otra cara. Tarde, muy tarde. Mueller casi marca el sexto, pero Julio Cesar mandó el disparo a esquina. Entró Schuerrle por Klose y ya estaba bien definido que Alemania explotaría el espacio largo. A punto estuvo de caer el sexto en una contra pero Julio Cesar cortó el avance alemán.

Pero a los cinco minutos, Phillip Lahm habilitó a Schuerrle para marcar el 6 a 0. Otra vez, Alemania tocó la pelota hermoso, todo de primera, dándole una cátedra de jogo bonito a Brasil en su propia tierra.

Los tres volantes centrales de Alemania son unos cracks y Phillip Lahm es el mejor jugador plurifuncional que existe en el mundo. Más adelante hubo más de lo mismo: espacio largo, pase filtrado a Schuerrle y gol de campanita. El público se levantó de su asiento para aplaudir a los alemanes. El mundo reunido a sus pies. La máxima belleza del futbol total. Esplendido.

Alemania avanza a la final esperando el rival. Seria Argentina u Holanda el siguiente escalón para el más ofensivo del mundo. Oscar puso el gol de la honra para Brasil.