Blatter pide apoyo de la población brasileña

El presidente de la FIFA pidió "apoyo" al pueblo brasileño para la realización con éxito del Mundial de 2014

El artista brasileño Jambeiro pinta un graffiti sobre la Copa del Mundo de 2014 en una pared en Río de Janeiro.
El artista brasileño Jambeiro pinta un graffiti sobre la Copa del Mundo de 2014 en una pared en Río de Janeiro. (Reuters/Pilar Olivares )

SAO PAULO

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, pidió hoy "apoyo" al pueblo brasileño para la realización con éxito del Mundial de 2014, que comenzará el próximo 12 de junio en Sao Paulo, exactamente en una semana, con el partido entre las selecciones de Brasil y Croacia, por el grupo A.

"El apoyo de la población es muy importante y tengo la seguridad que eso sucederá después del puntapié inicial", afirmó Blatter en una rueda de prensa durante la inauguración de la reunión del Comité Ejecutivo de la FIFA, que se extenderá hasta el próximo domingo en el hotel Grand Hyatt de Sao Paulo.

Para el dirigente deportivo "es hora de volver aquí, al país cuya selección ganó la copa del Mundo cinco veces" y sin hacer referencia a la ola de protestas que vive el país, muchas contra la organización del Mundial, consideró al fútbol como un "movimiento social en el que todo el mundo entra en ritmo".

"Tengo así seguridad de que todo el mundo en Brasil va a entrar en ritmo, pero todo depende del desempeño de su selección", subrayó.

En la cita participaron además de Blatter, el ministro de Deportes de Brasil, Aldo Rebelo; el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), José María Marín; el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, y el presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Eugenio Figueiredo.

Rebelo, por su parte, señaló en referencia al Mundial que "el mundo está asustado por los demonios del odio religioso, racismo, odio nacional, odio étnico, tragedias humanitarias, pero el mundo también encontró el símbolo de la esperanza".

"Que pueda ser el encuentro de pueblos, celebración y fantasía alrededor de un deporte que se volvió universal como lo es el fútbol. Es eso lo que deseamos", señaló el ministro.

No obstante, Rebelo reconoció "las dificultades" para la organización del torneo y expresó que el Gobierno brasileño hizo "todo lo que estuvo a su alcance para proporcionar a los visitantes seguridad, tranquilidad, una buena estadía y, principalmente, que se sientan en la casa".