Atrapan a jefe de revendedores de entradas del Mundial

Cae un nuevo responsable de la venta ilegal de boletos del Mundial. Se trata de Ray Whelan, director de la empresa MATCH

RÍO DE JANEIRO, Brasil

El escándalo desatado tras la detención por parte de la policía brasileña de directivos de la FIFA como presuntos partícipes de una red de reventa ilegal, se encuentra en su máxima expresión.

Los noticiarios principales de televisión y la práctica totalidad de los diarios han difundido a lo largo de esta tarde imágenes con la detención de un nuevo personaje, a quien se señala como el responsable de liderar la reventa ilegal de entradas. Se trata del británico Ray Whelan, director ejecutivo de MATCH, la única empresa autorizada por la FIFA para vender paquetes de boletos de entrada.

La detención se registró en pleno hotel Copacabana Palace, un lujoso sitio destinado en su totalidad para hospedar a los directivos e invitados de la FIFA.

Este operativo policiaco se suma al que detuvo hace ya algunos días al argelino Mohamou Lamine Fofana, del que se dice comandaba a todo un grupo que repartía comisiones a quienes vendían boletos proporcionados por él. Este hombre, quien se movía en autos de lujo del Comité Organizador de la Copa, con chofer inclusive, fue presentado ya con el uniforme de presidiario.