Invasión argentina en Brasil

Los aficionados albicelestes llegaron para la Final de la Copa del Mundo, pasarán en la playa de Copacabana, otros más duermen en sus vehículos

Cientos de argentinos han llegado a Río para aisitir a la final del Mundial
Cientos de argentinos han llegado a Río para aisitir a la final del Mundial (Reuters)

Enviada, Río de Janeiro

Con la mochila al hombro y las bolsas de plástico repletas de ropa, se pasean muchos argentinos en las calles de Río de Janeiro. Los aficionados han llegado en su mayoría en estas últimas horas a Brasil para la Final de la Copa del Mundo en la que su selección se enfrentará a Alemania.

Los cánticos se escuchan en varios rincones, a veces fuerte, otras más pierde potencia, pero pocas veces se impone el silencio.

"Brasil, decíme que se siente, tener en casa a tu papá", canta un vendedor brasileño afuera de un restaurante, y lo siguen algunos comesales argentinos.

Todo es fiesta para los seguidores pamperos que confían en que su equipo ganará la Copa del Mundo.

Todo vale con tal de contagiarse de la fiebre. Varios hacen camping en la playa de Copacabana, y frente a ella hay vehículos que se han convertido en un hotel rodante.

Los aficionados están listos para brincar en tierra enemiga, aunque muchos de ellos todavía están consiguiendo boleto, y entre ellos saben dicen que la mayoróa se quedará fuera, pero están en Brasil porque quieren festejar en esta tierra el título y restregárselo a la maltrecha verdeamarelha.