La ayuda que recibió Romero

En la tanda de penales, al arquero de Argentina le dieron instrucciones desde la banca, sobre todo del entrenador de porteros, quien había estudiado a fondo los tiros de los holandeses

Sergio Romero para el penal
Sergio Romero para el penal (Reuters)

Enviada, Sao Paulo

A Sergio Romero le ayudó en los penales contra Holanda la labor del entrenador de arqueros de Argentina, quien ha estudiado a fondo el cómo tiran los rivales los penales. Pero también, hay que darle mérito a un portero en el que pocos creían, y que muchos veían como uno de los puntos débiles de la selección de Argentina.

"Estaba pensando en muchas cosas tenia a mis compañeros suplentes que me estaba ayudando a saber dónde podía rematar cada jugador pero en mente tenía muchas de las opciones, sabía que Sneijder la iba a cruzar ahí, creo que no se dio de ir a saludar a los rivales por el hecho de que Argentina tenía mucho de llegar a la final, solo por eso, porque siempre saludamos a todos los rivales, pero fue por un desahogo nuestro y para cerrar quiero agradecer a todos mis compañeros porque hicimos un trabajo extraordinario y ese trofeo debería ser para todos ellos".

Romero tenía enfrente a un timonel al que le tiene mucho aprecio, a Louis van Gaal, quien lo apoyó cuando llegó al AZ Alkmaar y se le complicó el idioma y otras cosas: "A Louis le fui a agradecer que me ayudó mucho cuando llegué a Holanda, a un país muy diferente al nuestro, el me ayudó mucho porque hablaba español así como estoy agradecido con Alejandro como lo estoy con Van Gaal".

Romero no paró de hablar bien de Van Gaal: "Es una persona que enseña mucho al jugador a crecer a estar más atento a todas las jugadas, desde el día uno me dijo que el arquero no era arquero sino un jugador más, es un técnico al que le voy a estar agradecido toda la vida por cómo me ayudo en un país tan diferente al mío".