La maldición de Argentina

La escuadra que hoy en día dirige Alejandro Sabella acumula cinco Mundiales sin avanzar más allá de los cuartos de final; ahora, con Messi, espera repetir lo conseguido en 1986 y 1990 con Maradona: llegar a la final

CIUDAD DE MÉXICO

Argentina enfrenta esta mañana a Bélgica en los cuartos de final de Brasil 2014, luego de 4 encuentros en los que la victoria ha acompañado a La Albiceleste en el certamen. Lionel Messi y compañía tendrán ante los europeos una prueba de fuego, pues la selección que encumbró Diego Armando Maradona como campeona del mundo en 1986, acumula cinco justas de esta categoría sin rebasar los cuartos de final. Hoy, buscarán romper esta maldición.

Muchas generaciones han pasado por la selección y más de una camada se ha perdido en el transcurso de los años con las diversas modalidades de Argentina en los Mundiales. Sin embargo, con Alejandro Sabella al mando del timón y con Lionel Messi como figura principal, esta edición del cuadro sudamericano anhela trascender en una instancia en la que ni Batistuta, Riquelme, Crespo y otros artistas protagónicos en el pasado de este combinado lograron avanzar.

Desde Italia 1990, Argentina no supera la fase en la que ahora se mide contra Bélgica. En 1994, 1998, 2002, 2006 y 2010, los pamperos llegaron hasta los linderos de las semifinales, acariciaron, incluso, el pase a la antesala de la final, pero sucumbieron en el intento. Varios estrategas mancharon su reputación por no lograr el cometido con el equipo; José Pekerman y Marcelo Bielsa, entre muchos otros entrenadores.

No pueden con los europeos

Desde Estados Unidos 1994, La Albiceleste se ha topado con algunos rivales del Viejo Continente una vez que ha librado la fase de grupos, excepto en el 2002, cuando se quedó fuera en la primera ronda. En el 94’, Rumania se impuso en octavos de final por marcador de 4-3; en Francia 1998, Holanda los privó de las semifinales, al derrotarlos 2-1, mientras que 2006 y 2010, Alemania los echó del ambos torneos en cuartos de final. Este sábado, también tratará de revertir esta estadística.